ANÁLISIS A FONDO. J. Francisco Gómez Maza. EN EL SUBRREALISMO LEGISLATIVO, TODO PUEDE OCURRIR

Jue 10-04-14

Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo: En el subrrealismo legislativo, todo puede ocurrir

(Nos veremos el 20 de abril por razones sacras o de spiritum vitae)

 

·         Sin periodo extraordinario o con él las reformas pasarán

 

·         Claro, antes los legisladores tienen merecen ocio santo

 

 

 

 

Pues se acabaron las sesiones en el Congreso, y aún no hubo leyes secundarias de la reforma político electoral; menos de la de telecomunicaciones, y mucho menos de la privatización de Petróleos Mexicanos y de la Comisión Federal de Electricidad.

Los diputados, por ejemplo, dedicaron tres horas y media a asuntos menores, y la sesión de este jueves no habría valido la pena si no recuerdan en tribuna la recha cívica de la Toma de Zacatecas y el asesinato de Miliano Zapata, en caudillo del sur, que levantó a los indios de Chiapas hace 20 años. Los senadores, otro tanto. Están atorados con las correspondientes a telecomunicaciones. Y por lo menos oficialmente no han recibido la iniciativa del ejecutivo sobre reforma energética.

Los legisladores, sobre todo las muchachas, estaban este jueves, en el salón de sesiones, nerviosamente distraíd@s, chachalaquer@s, en espera de la salida de su vuelo hacia el paraíso de las vacaciones de la Semana Mayor. Una semana de descanso, de juerga, de recogimiento para algunos, que en honor a la verdad no deberían de haber tomado porque tienen pendientes muy graves y cuando regresen se van a encontrar con que todo está ya cocinado en Los Pinos y  con sus pastores, y ni oportunidad de cuestionar tendrán, más que levantar el dedo por órdenes de sus padrinos, sobre todo los del PRI y los del PAN, y sus satélites. Los del PRD empezaron ya con la bravata consuetudinaria (obvio que tienen la razón), pero a la hora de la hora sólo les darán el avión.

Y los coordinadores legislativos de la Cámara de Diputados hablan de acuerdo a como les va a ir en esta feria de simulaciones. Las leyes secundarias sólo les importan a los barones del dinero y a los de la partidocracia. Los ya puestos compradores de Pemex, los que van a presentar candidatos en las elecciones del 2015 y subsiguientes y los concesionarios de las telecomunicaciones. ¿Los que se dicen dueños del petróleo? Los seguidores de López Obrador; ¿los votantes? O ¿los usuarios de los servicios de telecomunicación? No tienen ni idea qué son las leyes secundarias y a los legisladores les importan un pito. Las leyes son para las clases dominantes.

Los diputados del PRD, encabezados por su coordinador Silvano Aureoles, y Purificación Carpinteiro, secretaria de la Comisión de Comunicaciones, advirtieron, en conferencia de prensa en el pódium del lobi del Congreso, que no aceptarán lo propuesto por el Ejecutivo, que tendrán que aprobar aún los senadores, porque se regresaría al pasado tenebroso en el que, desde las oscuridades del Palacio de Covián, se controlaba la libertad de expresión a través de la radio, la televisión y ahora de las comunicaciones de dos vías como la WWW.

Inclusive, ambos perredistas advirtieron que, si el Senado aprueba esas leyes y reglamentos secundarios, irán a la Suprema a presentar una acción de inconstitucionalidad, porque tales leyes secundarias estarían violando la reforma aprobada el año pasado, que crea un Instituto Federal de Telecomunicaciones, que debe de tener todas las facultades y no el Ejecutivo a través de Gobernación.

Manlio Fabio Beltrones es congruente con la posición que ha asumido desde la inauguración del gobierno priista. Apoyar sin condiciones todas las iniciativas del jefe del poder ejecutivo. Y no se pararán en esta ocasión, aunque dice que escucharán las posiciones de la oposición, las del PRD y las de una fracción panista encabezada por el senador Javier Corral Ayala, quien por cierto no está en la lista de simpatías de los coordinadores legislativos albicelestes. No estamos con las “avaladas”, dijo Luis Alberto Villarreal, coordinador del grupo parlamentario panista, cuando se le preguntó si sus pastoreados iban a presentar un frente común con la pequeña fracción que considera las reformas de telecomunicaciones un atraco a los mexicanos.

Pero aprueben las leyes al regreso de las vacaciones, a partir del martes 22, tenga por seguro que no habría ningún problema logístico para un periodo extraordinario en mayo, sobre todo para las reformas de tele y del petróleo y la electricidad. La reforma política no tiene ningún problema. A fuerzas tiene que quedar antes del 30 de abril porque los procesos electorales necesitan certeza jurídica,

fgomezmaza@analisisafondo.com www.analisisafondo.com AFDiario @analisisafondo

ANÁLISIS A FONDO. J. Francisco Gómez Maza. NUEVAS REGLAS PARA LA MISMA “DEMOCRACIA”

Jue 30-01-14

Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo: Nuevas reglas para la misma “democracia”

·         Se promulga la reforma política este viernes

·         Aunque quedan pendientes difíciles de resolver

Una vez promulgada y publicada la reforma político electoral más reciente, la aprobada el año pasado, los partidos de la partidocracia gozarán de nuevas reglas de juego que no cambiarán en nada el feo rostro de la democracia mexicana, en la que la clase política  le hace el feo a los ciudadanos con tal de o mantenerse en el poder o agandallarse de él.

La reforma político electoral, aprobada por diputados y senadores del PRI como una concesión gratuita a las huestes de Gustavo Madero y de Felipe Calderón a cambio de la aprobación de la reforma energética – la cereza del pastelote de las reformas estructurales del presidente de la república, deberá ser promulgada este viernes 31 de enero por el propio Enrique Peña Nieto, en una republicana liturgia en Palacio Nacional, a donde están convocados diputados y senadores de todos los partidos así como los dirigentes nacionales del PRI, PAN y PRD.

Importante coyuntura la de la promulgación de la reforma política porque ocurre en la víspera de que sea instalado el periodo ordinario de sesiones en el Congreso, en el cual los legisladores tendrán que aprobar las leyes secundarias, la letra chiquita, de varias reformas, y entre ellas la misma reforma político-electoral.

Menudo lío que están dejando los legisladores a la democracia mexicana. El mayor es la organización de los procesos electorales. Desaparecerá el Instituto Federal Electoral para dar paso al Instituto Nacional Electoral, lo que mete en un brete a la organización de los procesos que culminarán el 2015 con las elecciones intermedias.

Cómo se van a organizar esos procesos, sin reglas concretas, sin un Código Federal Electoral que norme la actuación del INE y que dé certeza de que las elecciones van a ser verdaderas, y justas, Aparentemente en los estados de la federación no debería de haber broncas porque la reforma no tocó a los institutos electorales locales, aunque claro que tendrán problemas, pues sus consejeros deberán ser designados por el consejo del INE (¿consejo? ¿Le llamarán consejo?) para un periodo de 7 años, y en caso de anomalías graves en alguna entidad federada, el INE podría atraer la elección.

Quedan muchos pendientes, como la integración del equipo de consejeros del INE (un asunto egorrosísimo en el que los partidos no siempre trabajan con rapidez porque quieren dejar colocada a su gente); el tema de la permanencia de los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, de 9 a 15 años; la letra pequeña de la reelección de los diputados federales y senadores que lleguen al Congreso a partir de 2015 y 2018; la transformación de la PGR (Procuraduría General de la República) en la Fiscalía Nacional de la República a partir del 1 de diciembre de 2018, que será “autónoma” del poder ejecutivo, entre otras novedades.

Pero independientemente de los intríngulis de la reforma, la discusión y aprobación de las leyes secundarias, principalmente la elaboración de un nuevo código electoral, los observadores y analistas independientes no esperan cambios de fondo en la forma de hacer democracia en México. Ya todos saben que no se mueve una hoja de un árbol si no soplan Los Pinos. Todo el mundo lo sabe, pero todo el mundo se hace guaje. Y los que alzan la voz sólo la alzan impulsados por los pésimos humores del hígado, como Andrés Manuel López Obrador, que manda al diablo a las instituciones y ahora se acoge a ellas para poder lanzar su partido – el Morena -, hecho que constituye una de las más descaradas incongruencias del tabasqueño.

Pero bueno. La esperanza es que no se les atore nada a los legisladores para que los procesos electorales del año venidero salgan a la medida de la clase política, que en la realidad es la única que le importa a los barones del sistema

fgomezmaza@analisisafondo.com

www.analisisafondo.com