ANÁLISIS A FONDO. J. Francisco Gómez Maza. EL ZÓCALO, ÁGORA CANCELADA

Toma aerea del zocalo de la ciudad de México, ...

Toma aerea del zocalo de la ciudad de México, tomada en 1918 – 1920 por Foto Lecòn para la Fototeca de la CNMH / DCXX1-89 (Photo credit: Wikipedia)

Español: Plaza de la constitución en México

Español: Plaza de la constitución en México (Photo credit: Wikipedia)

zocalo de la ciudad de México

zocalo de la ciudad de México (Photo credit: Wikipedia)

Mie 18-09-13

Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo: El Zócalo, ágora cancelada

·         Ayer, tomado por maestros 

·         Hoy, por soldados y policías

La Plaza de la Constitución fue limpiada de maestros el día 13; el 14 fue engalanada con los colores patrios; el 15 y el 16 fue escenario de las fiestas de la Independencia de México, y el 17 amaneció nuevamente tomada ahora por personal del Estado Mayor Presidencia y policías federales. Siempre tomada, la Plaza de la Constitución.

El hecho es que sigue vedada a la mayoría de los ciudadanos; sólo pueden entrar a ella personas que van a realizar trámites a las oficinas del Gobierno del Distrito Federal, con credencial de influentes en las manos. Policías Federales cuidan las entradas establecidas por las aceras de las calles confluyentes y piden la identificación.

Las calles que rodean la plaza mayor de la ciudad de México están en manos de piquetes de policías acorazados. Da la impresión de llegar a un país centro o sudamericano de los años 70, de aquellos años de las dictaduras militares. Parece Panamá, o Managua, o Buenos Aires, o Bogotá, o cualquier enclave de aquellos gorilatos.

La segunda toma del Zócalo por militares y policías responde al hecho de que ni el gobierno federal ni el gobierno de la ciudad de México permitirán que los maestros oaxaqueños retornen a apoderarse de esa inmensa explanada, tradicional plaza pública en donde se dirimen las inconformidades ciudadanas, y los movimientos populares manifiestan sus inconformidades, desde inmemoriales tiempos de la colonia.

Al Zócalo no se puede ir en el Metro, porque está cerrada la estación en ese punto. Hay que caminar, o subirse en una bicicleta taxi, que deja al pasajero a una cuadra de la mera explanada, después de pagar 30 pesos al bicicletero. Las estaciones más cercanas son Allende y Pino Suárez; los comercios están abiertos, pero la gente camina preocupada, sin la alegría de tiempos de paz. Se respira una especie de Estado de Sitio, con militares y policías por todas partes.

Los maestros oaxaqueños fueron alojados en la Plaza de la República, en la explanada que rodea el Monumento de la Revolución, pero están calientes con regresar a restablecer su plantón antireformaeducativa en el Zócalo, a pesar de que el jefe de Gobierno de la ciudad los amenazó el martes, durante su primer informe de gobierno, con aplicarles la ley si siguen haciendo daño a la ciudad; a pesar de que soldados del EMP y cuadrillas de policías federales están ahí, para evitarlo.

Hasta el momento no han hecho el intento. Si lo hacen, es de temerse un enfrentamiento. Las fuerzas del orden tienen orden de no permitirles la entrada. El intento podría derivar en una tragedia de insospechadas proporciones.

Mientras dos terceras partes de los mexicanos sufren las terribles inclemencias del tiempo por la acción destructora de los huracanes, y a la ciudad de México le afectan los coletazos de la tragedia, los maestros oaxaqueños porfían en continuar oponiéndose a una reforma educativa con la que no están de acuerdo. Pudieran los maestros tener razón en su desacuerdo, pero está visto que no lograrán nada aunque permanecieran de por vida apoderados de la Plaza de la Constitución. Le están apostando a la derrota total y a que las autoridades de educación de Oaxaca dicten su cese inmediato por no presentarse a dar clases a sus centros de trabajo. Este miércoles 18, las direcciones escolares habrían empezado a levantar actas de abandono de trabajo. Y todo por un examen, me dijo un taxista.

Puede que tengan razón los maestros. Los diputados y senadores poco hicieron para escuchar sus inconformidades y aprobaron las reformas legales con extrema rapidez, ¿o con extrema irresponsabilidad?, convencidos de que eran muy buenas para el sistema educativo.

Sea lo que fuere, el hecho es que la Plaza de la Constitución siempre tiene que estar tomada. Los más recientes inconformes son los maestros de la Sección 22 de Oaxaca. Ahora, la principal plaza pública de México está tomada por soldados y policías. Cuál es la diferencia. La Plaza sigue tomada. Cómo recuerdo que a la plaza principal de Tuxtla hace años le apodaban “La Borracha”, porque, decían los tuxtlecos, siempre estaba tomada.

fgomezmaza@analisisafondo.com

www.analisisafondo.com

Francisco Gómez Maza

ANÁLISIS A FONDO. J. Francisco Gómez Maza. PINIC “REVOLUCIONARIO” EN LA PLAZA

English: Zócalo and surroundings as seen from ...

English: Zócalo and surroundings as seen from Torre Latinoamericana, Mexico City Deutsch: Zócalo und Umgebung, gesehen vom Torre Latinoamericana, Mexico City Español: Zócalo y sus alrededores, visto desde la Torre Latinoamericana, La Ciudad de México (Photo credit: Wikipedia)

English: 360° panoramic view of Zócalo, Mexico...

English: 360° panoramic view of Zócalo, Mexico City Deutsch: 360° Panorama des Zócalo in Mexico City Español: 360° vista panoramica del Zócalo, La Ciudad de México (Photo credit: Wikipedia)

zocalo de la ciudad de México

zocalo de la ciudad de México (Photo credit: Wikipedia)

Toma aerea del zocalo de la ciudad de México, ...

Toma aerea del zocalo de la ciudad de México, tomada en 1918 – 1920 por Foto Lecòn para la Fototeca de la CNMH / DCXX1-89 (Photo credit: Wikipedia)

English: Panoramic view of Zócalo, Mexico City...

English: Panoramic view of Zócalo, Mexico City. Seen from rooftop restaurant. Deutsch: Panoramaansicht des Zócalo in Mexico City von einem Dachrestaurant aus gesehen. Español: Vista panorámica del Zócalo, Ciudad de México, vista desde un restaurante en la azotea. (Photo credit: Wikipedia)

Mar 27-08-13

Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo: Pinic “revolucionario” en la Plaza

·         Show,. a costa de los maestros

·         Cue, uno de los financiadores

Gran pachanga magisterial en la explanada del zócalo de ciudad de México. Una fiesta “revolucionaria” que sólo jovencitos y jovencitas disfrutan y uno que otro vejete del 68, que la mayoría pasó ya a mejor vida.

Un día de campo en medio de la selva de concreto, a los pies de la Santa Iglesia Catedral de Norberto; del Palacio Nacional, de los edificios del Ayuntamiento y del Gobierno del Distrito Federal, y junto a los portales de las joyerías y las fritangas. En espera del primero de septiembre, día del Informe Presidencial.

Unos, maestros de maestría, de escuela normal para maestros; otros, maestros por necesidad; muchos, porque no les quedó de otra, pues sus padres no tuvieron recursos para que estudiaran medicina, ingeniería, matemáticas, en la universidad, o de pilotos aviadores, que andan en los subterráneos de economía informal, porque no hay cabinas de avión donde puedan pilotear a 30 mil pies de altura.

Todos los picnistas magisteriales, muy entusiasmados con la “revolución educativa”; dispuestos a “morir” con tal de que no sean evaluados si los diputados aprueban la Ley del Servicio Docente.

Cómo. ¿Después de cinco, diez, 15, 20 años, evaluarlos? Y ellos creen que, si reprueban, los van a correr; no les van a reconocer su antigüedad, y qué sé yo. Pero todos, felices y contentos, echados dentro de su tienda de campaña de plástico, de esas que cuestan en wolmar unos 500 pesos y que en la primera llovizna se inundan; otros, en tiendas de mayor tamaño; los más, debajo de enormes enlonados, donde se guarecen porque no les alcanzó el dinero que les dio el líder para tienda de campaña. Otros, turisteando por los puestos callejeros que venden baratijas chinas. Y todos, bloqueando el derecho de vía que tienen todos los chilangos y sus visitantes de los estados de la república, y del exterior.

Pero los líderes del “movimiento” cumplieron. Desbloquearon las entradas de la Cámara de Diputados, a donde ya se puede entrar y salir libremente, sin que ningún Noroña lo impida. Pero no fue por la gracia de Noroña Fue por obra y gracia de Miguel Ángel Mancera, cuestionado jefe de gobierno del Distrito Federal, quien se sentó con los líderes, todos miembros del PRD de Gabino Cue, el gobernador de Oaxaca – ¿Los maiceó? – y asumió el costo de que hicieran de la Plaza de la Constitución su posada.

Ningún vehículo de particulares puede circular alrededor del Zócalo. Sólo los oficiales, los que van a Palacio Nacional, los que van a la Curia Arzobispal y,. obviamente, con toda facilidad, los que van a las oficinas del Gobierno del Distrito Federal. Ah, y más principalmente los vehículos de pasajeros del Instituto Estatal de Educación del Estado de Oaxaca. Mucho tendrá de qué informar el priísta de corazón, pero perredista y panista por conveniencia, que gobierna la tierra de la CNTE.

¿Y los dirigentes seccionales de la Coordinadora? Ciertamente no aparecen por ningún lado del Zócalo. Nos se ven en los reducidos pasillos entre tiendas. Indudablemente que no duermen en esas miserables alcobas de campaña, en donde pasan noches de frío y lluvia los jóvenes maestros y maestras pastoreados por ellos. Los líderes estuvieron en el Camino Real de Polanco en junta negociadora con las comisiones de educación del Senado y de la de Diputados. La junta de negociación estaba fijada para las 5 de la tarde, pero llegó la hora del Ángelus de Catedral y aún no comenzaba, porque Monreal terqueaba para que fuera trasmitida públicamente por el Canal del Congreso..

Y de la evaluación hablaremos en otra ocasión.

fgomezmaza@analisisafondo.com

www.analisisafondo.com

 

 


Francisco Gómez Maza

ANÁLISIS A FONDO. J. Francisco Gómez Maza. LA CLASE POLÍTICA, DE MANTELES LARGOS

LUN 20-05-13

Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo: La clase política, de manteles largos

·         El Presidente y el PND

·         Mancera, la prima dona

La clase política estuvo de fiesta, incluyendo a los perredistas y más a los panistas de Gustavo Madero, sin Calderón… Ya el presidente Peña Nieto dio a conocer el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, en solemne ceremonia en Palacio Nacional, y el secretario Miguel Ángel Osorio Chong, en otro escenario, colmó de elogios al Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, y a los gobernadores de la zona centro del país, del estado de México, de Morelos, Puebla, Tlaxcala y Guerrero – pero más a Mancera -, que no cabían de entusiasmo durante la reunión sostenida con el gabinete de seguridad, horas antes de la fiesta del presidente de la república.

El secretario de Gobernación dio la nota “novedosa”. El PND ya estaba muy leído, estudiado, manoseado. Lo importante del tema es que Peña Nieto reunió a unas 800 “personalidades” en Palacio, para presumir el documento, echar imagen ante las cámaras de la televisión y sonar fuerte en todo el país. Buen plan el de Peña Nieto. Ahora sólo falta que sea concretado y que, al final de su administración como empleado del pueblo, rinda muy buenas cuentas a los mexicanos del grupo de los 60 millones, del grupo de los 26,000, del… del México profundo.

Pero lo que sonó a noticia fue el brevísimo discurso de Osorio Chong, ante gobernadores y miembros del gabinete de seguridad, ante quienes chuleó el desempeño en materia de seguridad pública de Mancera Espinosa, jefe de Gobierno del DF; de Ángel Aguirre (de Guerrero); de Eruviel Ávila (del edoMéx); de José Francisco Olvera Ruiz (de Hidalgo); de Graco Ramírez (de Morelos) de Rafal Moreno Valle (de Puebla), y de Mariano González Zarur (de Tlaxcala).

Y no hay que regatearle a Osorio Chong. No podía decir nada más puntual. No fue demagógico su brevísimo discurso, luego de que él, los miembros del gabinete de seguridad y los gobernadores citados se reunieron a puertas cerradas en uno de los búnquers de la seguridad pública del Gobierno del Distrito Federal, el pomposo Centro de Monitoreo y Comando C4, en la delegación Venustiano Carranza de la ciudad de México.

Justos elogios del encargado de la seguridad pública del gobierno de Peña Nieto, sobre todo a Mancera Espinosa, que se llevó la mañana y se fue a Palacio Nacional a apapachar a Peña Nieto por lo de la presentación de PND, muy contentito, como los tomatitos del Fuerte. “Gran coordinación en el Centro de la República entre el Jefe de Gobierno del DF y los otros estados…”, dijo Osorio Chong y nadie dudó que, más que a “los otros estados”, la chuleada era para el doctor en Derecho, que ya no se sabe si es perredista, panista, o priísta, o se convirtió al pragmatismo peñanietista.

De la reunión de evaluación de la seguridad pública en la zona centro, todos volaron, porque se les hacía tarde, a Palacio Nacional, a arropar al jefe Peña Nieto,          quien ya tiene, oficialmente, con la presentación del PND, la maquinaria aceitada para continuar “moviendo a México”, luego de haberse quitado de encima a la profesora chiapaneca y a su amiguísimo Humberto Benítez Treviño, quien no supo educar a su hijita, “Lady Profeco”, cuya historia de parricida todo el mundo conoce, y lograr reformas estructurales en las relaciones obrero patronales, las telecomunicaciones etc.

Un día redondo para Peña Nieto, para Mancera Espinosa, y para la clase política. La esperanza es que sea un sexenio equitativo y justo para las mayorías de mexicanos que sobreviven en la ansiedad y la desesperación de la pobreza, la extrema pobreza, el hambre, el subempleo y la desesperanza esperanzada ahora con Peña Nieto., como ocurre a cada cambio de Tlatoani.…

fgomezmaza@analisisafondo.com

www.analisisafondo.com

 

 

Francisco Gómez Maza