Federico M. Zaragoza propone celebrar un encuentro mundial para acabar con la pobreza

Federico M. Zaragoza propone celebrar un encuentro mundial para acabar con la pobreza.

Advertisements

Gustavo Duch: ‘La ruta del ébola empieza en nuestros coches’

Gustavo Duch: ‘La ruta del ébola empieza en nuestros coches’.

Manuel de Medio: ‘Humo’

Manuel de Medio: ‘Humo’.

MOSAICO, 20-XI-014

Martínez Campos, 20-XI-014

GUIA

MOSAICO

Silviano Martínez Campos

LA PIEDAD, 20 de Noviembre.- QUE LOS PARTIDOS en México (y no sólo) pasen por una gran crisis, es lamentable. Y no es que perdieran la confianza de la “ciudadanía”, si es que alguna vez la tuvieron, sino que fueron arrollados también por la gran crisis envolvente que nos arrastra por todos lados, en México también. Los estudiosos delimitan lo que es un movimiento y lo que es una institución ya “consolidada”, quiero decir establecida, conformada, con pautas y metas claramente definidas, determinadas. UNO PUEDE ADHERIR su simpatía por un movimiento, aun cuando mantenga sus reservas por una  institución, necesaria por otra parte. Fue lo que le pasó a quien escribe, o sea a mí, primero con la corriente democrática desprendida del PRI, y luego del presunto fraude electoral del 88, con el movimiento que bajo el nombre de Partido de la Revolución Democrática, encabezaron sus líderes Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo. EN CUANDO A la corriente, dentro de mi trabajo de redactor en el diario, llegué  elaborar información en torno a comunicados que llegaban de la oficina del ingeniero Cárdenas, con todas las reglas de la imparcialidad del oficio, pero matizadas por cierto interés de difusión. Mi simpatía con el tal movimiento terminó con mi voto por Cárdenas cuando su primera candidatura presidencial y luego con el interés en las informaciones subsecuentes. AQUÍ EN LA Piedad fue otra cosa, cuando hará 25 años me mudé desde la gran capital, precisamente cuando ese año se fundaba el PRD y aprovechando el trabajo de corresponsal que para un gran diario michoacano me proporcionó dilecto amigo (para mí los afectos, una vez que nacen, nunca mueren). Por necesidad de la división del trabajo de reportero, me tocó “cubrir” el área de partidos de oposición, incluida la actividad perredista en aquellas jornadas electorales iniciales y posteriormente otras “gestas” tan profesionalmente gratificantes como informador, entrevistador, comentarista. Luego habría de seguir, del 93 en adelante, en el Semanario GUIA de Zamora, en cuyos archivos escritos debe quedar constancia de de tantas entrevistas que hice a personajes de la vida pública, fuesen académicos, políticos, dirigentes. DIGO ESTO NO para adornarme, porque de todas maneras reconozco mis límites y admiro a mis colegas que considero más audaces y competentes, sino para testimoniar lo que viví, lo que percibí, lo que sentí. El PRD se presentaba vital (movimiento), enérgico, exuberante, conformado aún por algunos viejos cardenistas que desde La Piedad y sus comunidades como Río Grande, Numarán y muchos de la región como don Onofre Vázquez, le daban fortaleza e inyectaban no solamente la sabiduría de la vieja lucha campesina y los afanes de justicia, la real justicia social sino una especie de utopía no tan precisa en medio de la maraña ideológica, pero que se sentía , se vivía en las grandes concentraciones, en los grandes mítines desde la explanada de la plaza principal. La profunda sed de justicia que también se palpaba en los democráticos afanes de otros partidos como el de Acción Nacional, luchador también como el que más por un México nuevo. PERO HABLO AHORA del PRD, que despertó esperanzas y una vez hecho gobierno en diversas latitudes de la geografía mexicana, también despertó desencantos, aun cuando no se lleve la exclusiva en  el amplio espectro de la partidocracia mexicana. Es lo que ha pasado luego de la tragedia con los normalistas de Ayotzinapa en Guerrero. Hizo explosión el desencuentro y la impericia o tal vez la prevaricación y tal vez se haya regresado a prácticas que se denostaban hace 25 años, cuando el partido era movimiento. el  tribalismo, la burocratización, la grilla que opacó el proyecto. Y el mismo fundador Cuauhtémoc Cárdenas hace público su desencanto al expresar en carta abierta que El PRD , “está a punto de disolverse o de quedar como una simple franquicia político-lectoral, subordinada a intereses ajenos a los de su amplia base militante, a partir de encontrarse inmerso en un ya largo proceso de pérdida de autoridad moral como institución y de pérdida de autoridad moral de sus dirigentes; de disminución creciente de su militancia en toda la república”.­­­­­­­­­­ Y Carlos Navarrete, uno de los líderes destinatarios de la Carta, respondió a Cárdenas, que “usted nos propone renunciar y nombrar una dirigencia provisional que haga precisamente lo que el partido ha hecho en el último año. Sugiere que esa dirección se integre con representación regional y de las corrientes de opinión existentes. OJALÁ SE ENTIENDAN, pero las decisiones cupulares, se ve por todas partes, encuentran miles de dificultades para activar a “las bases”, desencantadas por la inefectividad, la dificultad de los liderazgos cupulares, sean políticos, sociales o morales, de adaptarse a los nuevos tiempos. (www.silvianomartinez.wordpress.com).

 

“El hambriento nos pide dignidad, no limosna”: el Papa Francisco en la FAO

“El hambriento nos pide dignidad, no limosna”: el Papa Francisco en la FAO.

vía “El hambriento nos pide dignidad, no limosna”: el Papa Francisco en la FAO.

MOSAICO, 13-XI-014

????????????????????????Martínez Campos, 13-XI-014

GUIA

MOSAICO

Silviano Martínez Campos

LA  PIEDAD, 13 de Noviembre.- SUELE DARSE POR sentado que en el oficio  de periodista es un deber dar voz “a quien no la tiene”. Y en general lo hacemos, aun cuando por la forma en que están balanceadas, o desbalanceadas las relaciones sociales, se inclina uno muchas veces más por dar voz a los del poder. Cualquiera observa eso en noticieros o en primeras planas de los diarios. Por mi parte, sin desestimar lo que dije arriba, desde hace muchos años me gusta dar voz a los liderazgos sean morales, políticos o académicos, cuando lo ha ameritado el momento de lo que hago, sea cual fuere el medio utilizado, entrevista, información, o algún comentario. Y esto porque comencé a darme cuenta, desde los sesenta (cambios en mi Iglesia católica), setenta (la alerta sobre la situación mundial , por el Club de Roma) y luego los grandes acontecimientos como entre nosotros la debacle del sistema, o en otros niveles la debacle de todos los sistemas. ASÍ ES DE que soy sensible  a las alertas de los liderazgos sobre lo que nos pasa en “estos tiempos calamitosos” (así decían ya los romanos), tiempos nublados, tiempos revueltos o de plano el desquiciamiento planetario, del cual nadie escapamos, aun cuando lo pretendamos. Y ya renuncié a pretender liderazgos perfectos, de esos que descobijan nuestras propias pretensiones de perfección personal u ocultan nuestro propio afán de dominación (eso del quítate tú para ponerme yo, relativo al poder), disfrazado de altruismo, bien común predicado más no practicado, o la santidad fosilizada en la estatua o en el texto pero nunca llevada a la vida de todos los días desde la pequeña comunidad a la grande, desde la factoría o la oficina. DIGO ESTO PORQUE, aunque “sea tardecito”, los obispos, nuestros obispos católicos, se pronuncian sobre la violencia en Guerrero en breve texto, tema que habían abordado de manera más amplia sobre la situación del país, hace cuatro años. Si no fuera porque el mensaje viene de los obispos, diría uno que es alarmista. Pero no, a mi parecer, muy bien situado, comenzando por esa especie de grito, de clamor sumado al de la sociedad, del “¡¡Basta ya!!”. No queremos más sangre, ni más muertos, ni más dolor ni más venganza. No sólo en Guerrero, sino hay miles de víctimas anónimas en diversas regiones de nuestro país, dicen.  Hay una crisis manifiesta, porque la situación del país ha empeorado desatando una verdadera crisis nacional. Así es de que se requiere una profunda transformación del orden institucional, judicial, político. Y las causas de todo esto, desde la fe, dicen, es que nos hemos alejado de Dios. Estamos pues en un momento crítico pero todos somos parte de la solución. Hay Esperanza, hay un despertar de la sociedad civil.  “Los Obispos de México decimos: ¡Basta ya! No queremos más sangre. No queremos más muertes. No queremos más desparecidos. No queremos más dolor ni más vergüenza. Compartimos como mexicanos la pena y el sufrimiento de las familias cuyos hijos están muertos o están desaparecidos en Iguala, en Tlatlaya y que se suman a los miles de víctimas anónimas en diversas regiones de nuestros país…” “ Con tristeza reconocemos que la situación del país ha empeorado, desatando una verdadera crisis nacional. Muchas personas viven sometidas por el miedo, la desconfianza al encontrarse indefensas ante la amenaza de grupos criminales y, en algunos casos, la lamentable corrupción de las autoridades. Queda al descubierto una situación dolorosa que nos preocupa y que tiene que ser atendida por todos los mexicanos, cada uno desde su propio lugar y en su propia comunidad. En nuestra visión de fe, estos hechos hacen evidente que nos hemos alejado de Dios; lo vemos en el olvido de la verdad, el desprecio de la dignidad humana, la miseria y la inequidad crecientes, la pérdida del sentido de la vida, de la credibilidad y confianza necesarias para establecer relaciones sociales estables y duraderas. En medio de esta crisis vemos con esperanza el despertar de la sociedad civil que, como nunca antes en los últimos años, se ha manifestado contra la corrupción, la impunidad y la complicidad de algunas autoridades. Creemos que es necesario pasar de las protestas a las propuestas. Que nadie esté como buitre esperando los despojos del país para quedar satisfecho..”. La vía pacífica, que privilegia el diálogo y los acuerdos transparentes, sin intereses ocultos, es la que asegura la participación de todos para edificar un país para todos..”. EN ROMA, DURANTE su audiencia de los miércoles, el Papa Francisco: “quiero de alguna manera expresar a los mexicanos, a los aquí presentes y a los que están en la patria, mi cercanía en este momento doloroso de legal desaparición, pero, sabemos, de asesinato de los estudiantes. Se hace visible la realidad dramática de toda la criminalidad que está detrás del comercio y tráfico de drogas. Estoy cerca de ustedes y de sus familias”. (www.silvianomartinez.wordpress.com)

MOSAICO, 6-XI-014

Martínez Campos, 6-XI-014

GUIA

MOSAICO

Silviano Martínez Campos

                   LA PIEDAD, 6 de Noviembre.- CUALQUIERA QUE HAYA pasado conviviendo aquí, dijéramos durante 25 años y dado que tenga cierto, aun cuando mínimo, sentido de observación, se dará cuenta de que La Piedad (y su región) ha cambiado de lo lindo. Y si por edad o temperamento mide ya su tiempo en décadas, esa observación le dirá: sí, ¡sí, cómo cambian las cosas!, y es muy cierto eso de que al tiempo nadie lo detiene. Lo obvio.  ¿Y ese cambio, para bien o para mal?. Pues para las dos cosas, claro. AUN CUANDO EL crecimiento, esa “filosofía” de la existencia, aplicada a personas y sociedades, está ahora en cuestión porque dicho crecimiento ha puesto en un brete a toda la existencia y a todo el planeta, incluido el rincón de él que pisamos, La Piedad y su ya zona conurbada, sí que han crecido. ALGUNA VEZ ME  comentó un hombre de empresa que determinado circulo de negocios aquí se oponía, por ejemplo, a que aquí se estableciera la gran empresa que luego se plantó en Zacapu. Y era voz pública que grupos de negociantes “no veían con buenos ojos” se establecieran grandes centros comerciales: ¡Y aquí están!, la ciudad está conformada ya, además de una red de comunicaciones carreteras, por grandes establecimientos. Unos van, otros vienen, pero esas tiendas determinan la vida ciudadana, aun cuandoe los modestos mercados de abastos y sus alrededores, siguen funcionando. Hay, pues, para todos. Otra cosa será si esos y otros establecimientos llegan a resolver (nadie duda que ayudan) el gran problema del desempleo, en una región de migrantes que buscan transfronteras lo que no encuentran aquí. LO QUE ME conmociona es el enterarme del gran deterioro ambiental envolvente, planetario, del cual nadie, nadie, escapamos. Y no me parece exagerada la metáfora de que el gran Río Lerma, a su paso por aquí, está muerto (en realidad en toda su cuenca), A través de los años se ha convertido en receptor de cloacas, desechos, residuos fabriles y aquellos idílicos paisajes con sauces llorones, abundancia de peces y aguas tranquilas y azas transparentes, dudo que las actuales generaciones los vean. Fruto del “crecimiento” en su fase destructiva.  PERO ME ADMIRO de los grandes pasos en el terreno educativo que ha dado La Piedad. En mis tiempos de diarista, visitaba mucho el Colegio Vasco de Quiroga, y las oficinas de la allí establecida Universidad del Valle de Atemajac. Ahora, en su flamante edificio, es centro de enseñanza superior de primer nivel; también me tocó ver el nacimiento del Instituto Tecnológico de La Piedad, ahora lo mejor por aquí, en su género y sus modernas instalaciones en la meseta que lo alberga; visité con frecuencia al naciente Colegio de Michoacán, mientras funcionaba en un local céntrico. Luego la modernidad lo habría de trasladar a su gran edificio, en zona residencial. Allí he logrado “cubrir” y con mucho gusto, diversos actos públicos. Pero algunas de sus actividades de difusión cierto que eran reservadas para la noche y por razones obvias para públicos reducidos. AHORA EL GRAN Colegio de Michoacán, apoyado por la autoridad municipal, sale más a la calle, a llegar su ciencia y sus conocimientos a un público más amplio, en labores de divulgación. Este día jueves, mientras mi persona va rauda y veloz por la autopista a iniciar las quimioterapias en Morelia, se establecerá en el centro de la ciudad un gran domo para capturar la atención, la curiosidad y las ansias de saber de la juventud, en torno a la ciencia. Y luego, mañana viernes, en la plazoleta de la bandera, en el mirador de la Colonia Vasco de Quiroga, un telescopio para que los piedadenses contemplen mas de cerca el firmamento. “Burbuciencia es un domo tipo carpa geodésica con capacidad para albergar a 80 personas sentados. Las paredes interiores funcionan como pantallas donde se proyectarán cortos y documentales científicos en tercera dimensión. Estará instalado en el Jardín “Marcos H. Pulido” conocido como La Purísima los días 6 y 7 de noviembre. El segundo de los eventos de divulgación de la ciencia que se estarán llevando a cabo en La Piedad es la Noche de Observación Astronómica donde gracias a la mediación del COLMICH con el Centro de Investigaciones en Óptica de León, será posible la instalación de un telescopio en la plazoleta de la bandera “Ricardo Guzmán” a las 20 de la noche del viernes 7 para apreciar el firmamento mediante este instrumento tanto en una pantalla como en el propio artefacto”. EN CÍRCULOS CIENTÍFICOS y de estudiosos, cierto que hay pre-ocupación y hasta alarma por lo que le sucede a la Tierrita en el terreno ambiental. Durante una conferencia el mes pasado en Monterrey, Leonardo Boff , fue reiterativo: nuestro planeta y todo lo que contiene de vida, está en riesgo. Nuestro crecimiento lo ha averiado. Hemos  puesto en riesgo el futuro para nuestros nietos. Todo por el crecimiento desbocado de los últimos dos siglos, acelerado desde mediados del anterior, el XX. (La urgencia de cuidar de la Tierra y de la vida) Así están las cosas. (www.silvianomartinez.wordpress.com )