PERIPECIAS DE LOS INFORMES. Salvador Flores Llamas

A c e n t o

Peripecias de los informes

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

Al reformarse el artículo 69 de la Constitución, para eximir al Presidente de la República de asistir a la apertura anual del período ordinario de sesiones del Congreso el 1 de septiembre y presentar su informe anual, se abolió el llamado “Día del Presidente”, en que éste era objeto de aplausos y lisonjas en la Cámara de Diputados y Palacio Nacional

El V Informe Fox terminó con los mensajes desde la tribuna de San Lázaro en 2006; sólo dijo 65 palabras, pues los legisladores no le permitieron más:

“Secretarios, senadores y diputados: en cumplimiento a lo señalado por el artículo 69 de la Constitución, he asistido a este Congreso de la Unión y hago entrega del Informe correspondiente al último año de mi gestión. Ante la actitud de un grupo de legisladores que hace imposible la lectura del mensaje que he preparado para esta ocasión, me retiro de este recinto.”

Los ataques furibundos de la izquierda impidieron al presidente Calderón rendir su primer informe en diciembre de 2007 y emitir algún mensaje; sólo pudo permanecer en la tribuna unos minutos y se retiró, tras entregar el texto a  la presidenta de la mesa directiva del Congreso, Ruth Zavaleta, que se negó a recibirlo pues su partido, el PRD, no reconocía a Felipe como tal.

A partir del II informe de Calderón, con la reforma al artículo 69 que eximía al mandatario de asistir a  la apertura el período de sesiones del Congreso, terminó el “Día del Presidente” e inició la costumbre de emitir un mensaje el 2 de septiembre en Palacio Nacional, ante los actores políticos y figuras de la vida nacional.

Es de señalar que Calderón ha sido, hasta ahora, el único presidente que no emitió ningún mensaje desde la llamada máxima tribuna de la Nación, pues, además, su toma de posesión se hizo a contrapelo, porque los legisladores obradoristas querían impedirla y él se retiró cuanto antes. 

El mandatario que rindió el primer informe ante el Congreso fue Guadalupe Victoria el 1 de enero de 1825. La Constitución de 1857 obligó al presidente a asistir a la apertura de sesiones del Congreso y pronunciar un discurso sobre el estado de la nación; la de 1917 ordenó que el informe fuera escrito además de ser leído.

Adolfo de la Huerta fue el primero en llegar a la Cámara en automóvil.

La parafernalia del informe evolucionó, hasta llegar a la época del PRI, en que el presidente era vitoreado y le arrojaban confeti y flores por las calles, al dirigirse a la Cámara de Diputados. Después del acto lo saludaban su gabinete, políticos, personajes y gente del pueblo, en lo que se llamó el “besamanos”

Echeverría sentó récord de que lo felicitaron más personas: 3 mil.

En la lectura del informe los asistentes se daban el quién vive por aplaudir y ovacionar al mandatario, de pie, ante anuncios y frases espectaculares. López Portillo fue el más aplaudido: su VI y último texto fue interrumpido 40 veces; el anuncio de la expropiación de la banca rompió todo precedente

Al leer su mensaje, JLP lloró y pidió perdón a los pobres por no haber hecho más para ayudarlos.

Abelardo L. Rodríguez dijo el informe más largo, duró 7 horas 35 minutos. Lázaro Cárdenas fue el primero en transmitir su mensaje por la radio, en 1936, y Miguel Alemán lo hizo por primera vez por televisión en 1950.

Al inaugurar el Palacio Legislativo de San Lázaro el 1 de septiembre de 1981, López Portillo fue interpelado durante su V informe por el diputado panista Edmundo Gurza Villarreal por el fraude electoral de 2 días antes, por el que se declaró candidato triunfante a gobernar Coahuila al “Diablo” José de las Fuentes Rodríguez.   

De la Madrid fue el más abucheado, en su último mensaje, en protesta por el fraude electoral que hizo presidente a Salinas de Gortari. El más crítico fue Porfirio Muñoz Ledo, senador del Frente Democrático Nacional, a quien tuvo que contener el presidente del Congreso, Miguel Montes García y fue insultado por los priístas.

La diputada veracruzana Luz María Zaleta fue la primera mujer en contestar un informe, el II de Díaz Ordaz en 1966. Vinieron luego, entre otras, Elba Esther Gordillo y Beatriz Paredes, que lo hizo tres veces: con López Portillo, Zedillo y Fox.   

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: