ANÁLISIS A FONDO. J. Francisco Gómez Maza. ¡SE LOS VAN A COMER VIVOS! MEXICANOS; EL TEATRO DEL ABSURDO; EL RICO MÁS RICO ENTRE MILLONES DE POBRES

Jue 31-07-14

Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo: ¡Se los van a comer vivos! Mexicanos

 

·         ¿De veras están convencidos de que es lo mejor? 

·         Espero que no se hayan aventado como el Borras

Edmund Brown no es un delirante y oportunista político de izquierda mexicano. Ni es Chucho, ni lopezobradorista. Es simplemente el gobernador del estado de California y California, si fuera una nación independiente, ocuparía un sitio entre el séptimo y décimo lugar de la lista de las economías del mundo, muy por encima de México. Así que la advertencia del político estadounidense es muy digna de que el gobierno de Enrique Peña Nieto, con sus adláteres – las cámaras del Congreso – la tome en cuenta, la valore, y si no decide hacerle caso, que se atenga a las consecuencias.

El californiano acaba de superar, con más conocimiento de causa, las críticas que la oposición le hace al gobierno priísta, que con el apoyo del PAN, decidió ya poner en bandeja de plata su empresa insignia, la llamada Empresa de México, Petróleos Mexicanos, en oferta para que los inversionistas extranjeros retomen su lugar en el plan de negocios de la petrolera y, de paso, en la Comisión Federal de Electricidad.

En la víspera, escuchó sorprendido a la senadora Gabriela Cuevas decir que la reforma energética puede proyectar a la economía mexicana entre las diez primeras del mundo. Y, preocupado, le recomendó a Peña Nieto “mano dura” para regular a las empresas petroleras y eléctricas que vendrán a invertir a México.

Si no lo hacen las autoridades mexicanas, las petroleras “se los van a comer vivos”, advirtió Brown. Como Rafael Cardona, igual yo le agradezco a Mister Brown su advertencia. Pero, ¿se la agradecerá el presidente de la república? ¿Se la agradecerán los senadores y diputados que se están desgastando físicamente en su afán de decirle al mundo: miren, somos la economía más abierta del mundo; vengan, hagamos negocio juntos con el petróleo, el gas y la electricidad?

Fue una declaración muy breve, la del mandatario californiano. Pero pasó inadvertida. Fue una bomba que, me temo, ni Peña Nieto, ni Manlio Fabio Beltrones, y menos los jovencitos diputados (los viejitos se hacen de la vista gorda. Como aconsejaba don Fidel Velázquez, ni se mueven, porque si lo hacen no salen en la foto) han ni siquiera leído, y si la leyeron les importó un comino.

“Se los van a comer vivos”, si no ponen mano dura ante los inversionistas, México retrocederá unos 75 años, hasta antes de que al general Cárdenas del Río decidiera expropiarles el subsuelo a las petroleras y sentar las bases para la creación de Petróleos Mexicanos. Nadie en su sano juicio puede afirmar que el petróleo mexicano en manos de los extranjeros de aquella época servía para mover a México, para que la economía mexicana fuera competitiva internacionalmente. Los únicos competitivos y ganadores eran los extranjeros, que sembraron el campo mexicano de pobreza y miseria.

Pero ¿de veras se lo creerán los políticos priístas y panistas? ¿De veras estarán convencidos de que abrir las puertas de los pozos petroleros y la plantas generadoras de electricidad es lo que tienen que hacer para mover a México y hacer a su economía más competitiva?

Eso lo vienen repitiendo desde que se inició el “debate” en el Senado y en la Cámara de Diputados los legisladores priístas y panistas. Los únicos que parecen unos desadaptados son algunos izquierdistas incrédulos, como el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas. Porque ya muy pocos le creen a los del PRD y manos a López Obrador, quien se ha quedado callado durante todo este proceso. (¿A cambio del registro ante el INE de su partido Morena?)

Y los priístas y panistas, al mando del sonorense (resultó buen cocinero don Manlio Fabio.  El tamal le salió a la perfección) no se cansan de repetir el mismito discurso cada vez que pasan a tribuna. Alguien dijo que de tanto repetir una mentira, ésta se convierte en verdad. Tratan de convencer quién sabe a quién. Me temo que a ellos mismos porque, en honor a la verdad, no están seguros de que la apertura energética sea lo mejor para México.

Bien lo dijo en su columna el colega Cardona: Algunos iletrados se han sorprendido por las palabras del gobernador de California, el señor Edmund Brown, quien ha sugerido a los mexicanos una severa legislación de mano dura para las inminentes inversiones petroleras, so pena de ver cómo las “hermanas” se almuerzan crudo al país. Advertencia inútil, si revisamos la historia dejamos de lado la histeria.

Inútil porque caerán en tierra seca, en corazón duro.

Creo que Brown sabe de lo que está hablando. Si habla de tal manera es porque, como dicen mis paisanos, es porque tiene los pelos de la mula en las manos. Ojo, don Enrique; cuidado, don Manlio Fabio. No se duerman, porque se los van a comer crudos los lagartones de Wall Street, por lo menos. Para no hablar de los chinos o los europeos.

Los mexicanos de los cuales unos 70 millones se debaten entre la pobreza y la ansiedad se merecen mejores oportunidades. A los inversionistas extranjeros lo único que les importa es que sus capitales se muevan. Que les va a andar importando mover a México. Sus capitales son apátridas.

fgomezmaza@analisisafondo.com

www.analisisafondo.com

++++++++++

 

Mie 30-07-14

Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo: El Teatro del Absurdo

·         Hasta las “tomas” de tribuna son ficticias

·         Pero todo sea por modernizar a México

La toma de la tribuna legislativa, este miércoles, por un grupo de perredistas, encabezado por su coordinador Silvano Aureoles Conejo, para “demostrar su oposición a la privatización de Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad”, me llevó por caminos del oscurantismo existencialista, la hipocresía y la incomunicación humana, denunciados principalmente entre los 40 y los 60 por el Teatro del Absurdo.

Pero en esta ocasión con peor perversidad:

No se puede atentar contra la sustancia de las nuevas leyes energéticas, que son para modernizar las dos empresas; que cambian su naturaleza paraestatal; las sacan del presupuesto federal; las constituyen en “empresas productivas del Estado”, que pueden abrir de par en par sus puertas a capitales extranjeros…

Apalabrado esto, puedes tomar la tribuna, gritar y protestar, pero sólo durante los 10 minutos que le tocan a tu representante – en este caso el cuajimalense Luis Espinosa Cházaro, de la comisión de energía -, quien en la ocasión debía presentar un posicionamiento de desacuerdo con la mayoría panista y priísta.

O sea que las tomas de tribuna por los diputados izquierdistas (con la de ahora van dos, en estos días) son, digamos, interrupciones light (no sé qué palabra castellana usar para traducir light, en este caso), negociadas, acordadas con el líder de la mayoría, Manlio Fabio Beltrones Rivera, quien, al final del día, toma las decisiones en el poder legislativo.

Los perredistas suben a tribuna en grupo, gritan, despliegan mantas de protesta, llevan la foto del expropiador del petróleo, el general Lázaro Cárdenas (Cárdenas es como la biblia. El mismo texto lo interpreta cualquiera según su conveniencia); los oficialistas –priístas y panistas – los oyen respetuosos (pero no dejan de platicar entre ellos); los protestantes entonan el himno nacional; el diputado representante echa su rollo, y se bajan del estrado, del templete, del escenario. Se van a sentar a sus curules y sanseacabó.

El puro teatro del absurdo. Y me fui a Wikipedia a confirmar mis magros conocimientos de las escuelas teatrales del mundo literario. Qué creen. Hallé la perla negra, más valiosa que cualquier perla nacarada natural o cultivada en Oaxaca o Japón:

Miren si no lo que ocurre en México, entre la clase política, la empresarial, la laboral, la académica, los poderes fácticos, el narco poder, las religiones (¡Bagdad, señores! Igualito que en los carros del Metro a toda hora).

El Teatro del absurdo abarca un conjunto de obras teatrales escritas por ciertos dramaturgos estadounidenses y europeos , entre las décadas de 1940 y 1960  y, en general, el que surgió a partir de la obra de aquellos tramas que parecen carecer de significado; diálogos .repetitivos y falta de secuencia dramática, que a menudo crean una atmósfera onírica; intensos rasgos existencialistas, para cuestionar la sociedad y el ser humano, mediante el humor y la mitificación. La incoherencia, el disparate y lo ilógico…

Las del Absurdo aparentan ser obras sin explicaciones lógicas y sin sentido. Resaltan la incongruencia entre el pensamiento y los hechos, así como la incoherencia entre las ideologías y los actos. Los personajes tienen un gran obstáculo para expresarse y comunicarse entre ellos mismos constantemente. En las obras, definitivamente el decorado y las escenografías (al igual con los objetos y los accesorios utilizados) juegan un papel muy importante como contraste con el contenido de las mismas, porque presentan imaginariamente la realidad de los mensajes que se pretenden llevar…. Todo en el marco de un mundo vacío y con objetos muy pesados, que terminan dominando a los personajes.

En el Teatro del Absurdo se tratan temas muy importantes, relacionados, por ejemplo, con cuán susceptible se encontraba la civilización después de una gran batalla como lo fue la guerra mundial. Se percibe a través de los personajes, la desorganización que existía hasta en la manera de comunicarse unos a otros, donde muchas veces no había un punto de acuerdo entre todas las partes, pero sí un abuso de poder; donde los ricos y los poderosos atropellaban a los más débiles y a los que menos posibilidades tenían para sobrevivir, ante tanto caos y confusión.

Ese Teatro no da las respuestas esperadas, o las que se cree que se van a esperar, sino que nos deja la interpretación y el análisis de cada una de sus obras. Mucho del espíritu de pensadores existencialistas como Albert Camus y Jean Paul Sartre.

Como decía aquel periodista de la televisión comercial, sin comentarios…

fgomezmaza@analisisafondo.com

www.analisisafondo.com

+++++++++

Mar 29-07-14

Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo: El más rico entre millones de pobres

·         Para Carlos Slim, biógrafo de lujo, cual debe de ser 

·         Pepe Martínez reedita la vida del Midas mexicano

Dejemos por unas horas a los diputados en su euforia reformadora, y en su demencial compulsión por ganarle tiempo al tiempo, mediante el parloteo, cuando el tiempo, según San Agustín de Hipona, es sólo la medida del movimiento. Campeones en eso de hablar y hablar horas y horas y no decir nada, no los entendería ni Cantinflas, el creador del estilo cantinflesco de hablar y hablar, y no decir nada, pero eso sí divertir, alegrar y entusiasmar al respetable. Pero Cantinflas nunca fue diputado.

Este martes, por ejemplo, los barones de las leyes se fueron a dormir a alrededor de las siete de la mañana. Entraron en receso, y a eso de poco antes de las 15 horas reiniciaron la función de darle suelo y patria a los capitalistas extranjeros, y a los mexicanos gasolina barata, gas barato, electricidad casi regalada, para que vivan mejor porque les quedará dinero contante y sonante en la cartera.

Pero ahí se quedaron los señores diputados, en su juerga reformadora y en su lugar entra en el escenario de Análisis a Fondo un veterano del periodismo, documentador de la vida y las obras del, hoy por hoy, y gracias a la reforma de las telecomunicaciones, hombre más rico del mundo, Carlos Slim Helu quien, si no fuera el más poderoso, sería algo así como una gran estrella del rock. Más popular que el Tri.

José Martínez Mendoza es el nombre de pila de ese periodista de pluma y procesador de palabras, que tuvo la osadía de meterse a fondo a investigar la vida y milagros del Midas mexicano, y se convirtió, por obra y gracia de su talento y la habilidad de sus dedos, en el biógrafo del libanés venido a mexicano desde que los Slim conquistaron México en aquellos aciagos tiempos de la revolución interrumpida, traicionada. De ese hombre que convierte en oro todo lo que toca y que agudiza aún más las contradicciones de una sociedad marcada dolorosamente por la pobreza, la extrema pobreza, la miseria, el hambre.

Pepe Martínez, colega y compañero en las mejores lides periodísticas, particularmente en aquella aventura maravillosa del viejo El Financiero, regresa ahora a las luces de los reflectores para anunciar que la historia de éxito mundano que él ha reseñado estará de nuevo al alcance de los curiosos que quieran conocer al hombre más rico del mundo, no tan notable por ello, sino porque es el hombre más rico del mundo desde México, un país con 40 millones de personas en la pobreza y 22 millones en la pobreza extrema.

José Martínez Mendoza está anunciado para participar en la Feria Universitaria del Libro, FUL 2014, de Pachuca, en el vecino estado de Hidalgo, con la reedición y actualización de su libro Carlos Slim: retrato inédito.

Vale la pena incursionar en el trabajo de Pepe, y no me diga que no porque habla del capitalista más poderoso del mundo. Un “cerdo capitalista”. Es un interesante, valiosísimo trabajo periodístico, producto de ese periodismo de investigación al que las mayorías de periodistas de academia o universidad han dejado de arrimarse. La obra del colega, editada bajo el sello de Océano, ya cuenta con traducciones al chino y al inglés, y está próxima a editarse en portugués y chino clásico.

La obra de Pepe participará en el evento cultural organizado por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) y su Patronato, del 22 al 31 de agosto. En ella, el periodista se remonta a los orígenes de Slim; revisa los mitos que giran alrededor de la figura del empresario, filántropo, seguidor de la cultura y hombre del Jet Set, entre otras cosas; indaga en el pasado y el pensamiento del dueño de Grupo Carso y América Móvil y, además, revela parte de la filosofía del hombre y las diferencias que presentó desde su juventud.

Pepe cuenta la historia de un imperio basado en siete holdings (empresas controladoras de empresas), sólidos, institucionalizados, que marchan de forma independiente, sin necesidad de la supervisión de Slim y con una multinacional que opera en 20 países y se ha dado el lujo de incursionar en Europa, un imperio extendido por todo el mundo, convertido en una historia de éxito que muchos quieren replicar. Pero por ahora no han podido.

Apunta Martínez Mendoza que, mientras los jóvenes de su generación estaban distraídos en la sicodelia y la revolución sexual, el joven Slim terminaba una carrera de ingeniero civil en la UNAM e iniciaba un posgrado en Chile, para viajar después a Estados Unidos y los principales centros financieros de Europa donde estudiaría los movimientos de las bolsas de valores.

En hora buena, querido e inolvidable José. Ha ya muchos soles y lunas que no compartimos una charla en vivo y tiene que ser en vivo porque cuando yo muera te juro que nunca más volveré a dirigirte la palabra, ni mucho menos el saludo. Te habré borrado de mi lista.

fgomezmaza@analisisafondo.com

www.analisisafondo.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: