MOSAICO, 31-VII-014

DSCN3024 DSCN3034 DSCN2978 DSCN3036

 

La adversidad callejera, junta a los perritos)

 

(Fotos en La Piedad. smc)

Martínez Campos, 31-VII-014

GUIA

 

MOSAICO

Silviano Martínez Campos

LA PIEDAD, 31 de Julio.- ESTE DÍA, AMANECIÓ brumoso, fresco y de agradable mañanita. Los prados cercanos al arroyo Cinco de Oros, por este rumbo de donde vivo, sí, donde vivimos, están en toda su frescura, cubiertos de yerba tupida, variada, que la mente no es capaz de clasificarla por sus nombres convencionales, ni mucho menos científicos. Por aquí no se nota mucho el avance en la extinción de las especies, como se dice sucede lentamente, en el planeta. Cierto que en junio llovió poco, pero más que el año pasado. Y las aguas moderadas pero asiduas, han ocasionado que la yerba crezca de lo  lindo, en contraste con la pequeñez de otros años y, en contraste, también con el abundante espigueo de algunas plantitas, que se mecen de lo lindo durante las tardes, azuzadas por los suaves vientos y parece que danzan alabando a Quien allí las puso. NO, NO ES todo bucólico, ni aquí ni en ninguna parte, no todo es tranquilidad ni plenitud, ni aquí, ni en ninguna parte; pero hay todavía lugares, sitios, donde la relativa tranquilidad es posible, no todo es tragedia. Se ha dicho que Michoacán es un Estado fallido. Tal vez no lo sea del todo. Y tal vez sólo sean gobiernos fallidos, que olvidaron el tan decantado bien común, o no pudieron practicarlo. Polvos autoritarios de aquellos lodos, abonados por las injusticias seculares y por el olvido de los más débiles en aras de las burocracias partidarias que se dejaron corromper por los poderes fácticos, y no solamente los del crimen. Se quieren remediar las cosas retirando las manzanas podridas del gran canasto de nuestra geografía, lo que parece razonable. ¿Pero por qué no hacemos la conversión, la vuelta radical a lo bueno que teníamos?. Los cacicazgos ensartados en la maraña de la manipulación política no lograron acabar con lo más noble de nuestras comunidades, sus tradiciones, su arte popular, su amor por las fiestas y, sobre todo, sus anhelos de justicia. El no hacer ésta, la justicia, en aras del poder establecido,  partidario, o no, económico, o  político, diezmó nuestras comunidades que forzadas por la necesidad emigraron a la gran ciudad o al gran país. Y de paso nos debilitó no sólo para defender derechos, sino para reconstruir lo que otros destruyeron. Y esto es fácilmente detectable en nuestras comunidades. Los residuos de viejos autoritarismos nos cegaron para ver el México nuevo que se avecina. MÉXICO HACE SUS reformas. Tal vez fue imposible lograrlas en el reciente pasado. Tanta la abundancia de información en torno de las mismas, que a los ciudadanos comunes nos es difícil asimilarlas. El interés en ellas se centra en si son buenas, o malas. Sería una ganancia que fuesen funcionales. Después irían afinándose con el instrumento de la democracia formal, la que tenemos, aún con su partidocracia, que logró crecer estos días. Y lenta, pero de manera inexorable, llegaríamos un día a la democracia participativa y tal vez sólo mediante ella se lograría acabar con el hambre de millones, uno de los azotes de nuestros tiempos. LOS NUBARRONES PLANETARIOS, cierto que no facilitan la paz, la tranquilidad, la Esperanza, la confianza en nosotros los seres humanos. Sea el baño de sangre en aquella para nosotros lejana zona del Medio Oriente, entre Israel y Hamas, en Siria, en Irak, y en Croacia. Se minimizó a las Naciones Unidas, se les hizo a un lado, fueron copadas por los poderosos, y ahora se ve, el organismo y máximo foro mundial, dificultado para lograr la paz, su originaria vocación. BAN KE-MOON, EL secretario general, clama por la paz, en nombre de la humanidad. La lucha es feroz y aumentan a diario las víctimas. Un atolladero histórico del que nadie logra salir. Aún con las prédicas de las más altas autoridades morales, como el Papa. Y sí, la información es abundante y las agencias nos dicen que el secretario general de la ONU exi­gió que “en nom­bre de la Hu­ma­ni­dad”  ce­se la vio­len­cia en Ga­za. Ade­más acu­só a los lí­de­res de Is­rael y de Ha­mas de es­tar “mo­ral­men­te equi­vo­ca­dos”, por per­mi­tir las muer­tes de ino­cen­tes. Y el Consejo de Seguridad exhortó a un cese al fuego,”un ce­se de fue­go hu­ma­ni­ta­rio in­me­dia­to e in­con­di­cio­nal” en la gue­rra de Ga­za en­tre Is­rael y Ha­mas. Treguas van, treguas vienen, y no se logra parar la tragedia. Caso complejo si los hay. ESTÁ NACIENDO UN mundo nuevo, nos dicen. Sí, pero a qué precio. Cierto, si no nos destruimos, nos espera un futuro luminoso. Hay signos y éstos se ven  por todas partes, pero sólo si aprendemos a ver a través de los nubarrones. (www.losnuevostiempos.wordpress.com ).

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: