ANÁLISIS A FONDO. J. Francisco Gómez Maza. EL ÚLTIMO JALÓN POR LA ENERGÍA; ¡CUIDADO! A EU YA LE DIO EL CATARRITO; NINGUNA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL

Dom 01-06-14
Francisco Gómez Maza
Análisis a Fondo: El último jalón por la energía

•Priistas y panistas, en un aplanadora común

•El PRD insiste en la defensa de la “soberanía”

Los diputados y senadores se aprestan a iniciar el “debate” final del contenido de las leyes secundarias en materia de normatividad del negocio de las telecomunicaciones y y de la privatización del sector energético. Senadores priístas y panistas – amplia mayoría – están seguros de que todo saldrá como lo desea el presidente Enrique Peña Nieto. Una apertura que catapulte a los sectores eléctrico y petrolero a las alturas de la modernización global.
La piedra de contradicción, con la que se enfrentarán tirios y troyanos – panistas y priístas versus PRD y partidos de izquierda, en lucha desigual – es el alcance de la apertura de la propiedad de Petróleos Mexicanos, específicamente, a inversionistas particulares mexicanos y extranjeros, un asunto que eriza la piel de amplios sectores izquierdistas y progresistas.
Se trata de una legislación que precisará a detalle el contenido y la forma en que se aplicará la reforma a la Constitución Política que prácticamente quita al Estado la propiedad absoluta de los recursos del subsuelo.
El Partido Revolucionario Institucional, encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto, está decidido a lograr leyes y reglamentos que despejen el camino para abrirle las puertas a los inversionistas extranjeros, cuyos capitales son condición sin la cual Petróleos Mexicanos no puede modernizarse y elevar la productividad.
La izquierda, encabezada por Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, opina lo contrario; que la modernización y el incremento de la productividad sólo pueden lograrse desde la propiedad absoluta del Estado sobre los recursos petroleros y mediante la erradicación total de prácticas de corrupción de las que siempre se ha acusado a la empresa petrolera hasta ahora paraestatal.
Las izquierdas del PRD proponen y están empecinadas en la realización de una consulta popular, que esperan sea declarada legal por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Van a preguntarle a la gente si está de acuerdo o no con la privatización de Pemex. Pero la iniciativa cardenista no prosperará más que en la consulta porque entre los jueces de la Suprema prima el argumento oficial de que la reforma no implica la venta de la petrolera, sino sólo la asociación con magnates petroleros poderosos económicamente y que inyectarán liquidez al plan de negocios de la empresa paraestatal.
Manlio Fabio Beltrones, el líder de la mayoría priísta en la cámara de diputados, ni suda ni se acongoja. Ha dedicado su tiempo a cabildear con todos los liderazgos del congreso y ha logrado el apoyo casi incondicional de la derecha. Este domingo, el sonorense se refirió a “acuerdos que dan certeza al proceso legislativo de las leyes de energía”.
El priista mantiene la certeza de lograr la aprobación de estas leyes secundarias con una amplia mayoría, antes de finalizar junio, “de modo que en el segundo semestre del año contaremos con un instrumento de desarrollo, que será decisivo para activar la inversión productiva y fortalecer la competitividad nacional y el crecimiento económico.”
José González Morfín, presidente de la Cámara de Diputados, demandó mantener el foco y la mira puestos sobre todas las normas que se dictaminarán y que transformarán, durante los siguientes años, a México.
Por la izquierda vale la declaración del senador guerrerense, Armando Ríos Píter, quien recordó que los perredistass buscarán a todos los que creen que la soberanía energética debe mantenerse en la rectoría del Estado. Pero, seamos realistas, los posicionamientos de los sectores nacionalistas de la izquierda no pasarán ante la aplanadora priista-panista. Pronto, Pemex tendrá importantes y poderosos socios extranjeros. Lo que no queda muy claro es si estas asociaciones realmente catapultarán al sector energético a la modernidad que implica la globalización, una globalización hasta ahora fallida porque sólo ha privilegiado a las grandes empresas trasnacionales del mundo, y ha universalizado el empleo injustamente remunerado, el desempleo y la economía subterránea en el mundo.
fgomezmaza@analisisafondo.com
http://www.analisisafondo.com
@AFDiario
@ANALISISAFONDO

+++++

Jue 29-05-14 Francisco Gómez Maza
Análisis a Fondo: ¡Cuidado! ¡A EU ya le dio el catarrito!

• El parte del Department of Commerce da saldo negativo

• Y don Luis que creía que nos iría bien en la segunda parte

Por qué los mexicanos, cuando afrontamos un problema grave, lo queremos explicar, justificar y minimizar. No, no es tan grave. Al final nos irá bien.
Es absolutamente imposible ocultar que la economía nacional está grave riesgo. Bueno, los mexicanos están en vilo. La economía está en receso desde hace dos años cuando menos.
Es una nota obviamente negativa, pero es la nota, es lo que está ocurriendo.
Pero no lo aceptamos, nos defendemos, con un complejo de culpabilidad enfermizo: Ah, sí. El crecimiento del producto es insuficiente, pero nos recuperaremos en la segunda parte del año porque la economía de Estados Unidos va bien…
Y nada de esto es cierto.
Los estadounidenses nos llevan infinita delantera en esto del manejo de la información. Ellos informan a la ciudadanía de lo que está ocurriendo, sin calificativos, sin complejos de ninguna especie. Nunca se pertrechan en el miedo, en el pánico que sienten los mexicanos cuando las cosas no van nada bien.
Y no mienten. Los encargados de la política económica en el país del norte le dicen la verdad pura y llana a los consumidores, a los inversionistas, a todos los agentes económicos y al público en general.
Y en México, es un merequetengue de nunca acabar:
El señor Luis Videgaray acepta, al fin, después de tanto que se le insiste que lamentablemente no vamos bien, que la economía nacional está mal, pero insiste en que está recuperándose, cuando ya el Banco de México y el INEGI, y él mismo, ajustaron a la baja sus estimaciones del comportamiento del producto para todo, todo, el año; no nada más para el primer semestre.
Don Luis argumenta que a la economía mexicana, que por el momento no está en su mejor momento, le irá bien porque le está yendo bien a la economía de los Estados Unidos.
Y cuán lejos de la verdad está esa afirmación: Este jueves, en Washington, el Departamento estadounidense de Comercio informó a la población que, por primera vez en tres años, la economía estadunidense tuvo un saldo negativo, al reportar una caída de 1.0 por ciento durante el primer trimestre de 2014.
Entonces, cuál es la información de que disponen los economistas de la Secretaría de Hacienda de México para argumentar que a la economía estadounidense le está yendo bien y que, por ende, habrá recuperación del producto mexicano en el segundo semestre del año. Quién lo sabe.
En el desempeño de la economía de los Estados Unidos, en los primeros tres meses del año, la caída del producto interno bruto la explica el Departamento de Comercio por un consumo interno menor al reportado en un inicio, y por un mayor déficit comercial.
Qué curioso. Y aquí presumimos que el consumo interno se está comportando bien, De dónde. Sólo dese usted una vuelta por los carros del Metro, a cualquier hora, pico o tranquila, y podrá darse cuenta de que el consumo interno mexicano anda por los suelos. Millones de mexicanos andan en el filo de la navaja. Y los pequeños empresarios qué están consumiendo, sino no tienen dinero en efectivo.
Tenemos que aprender de los gringos, don Luis.
En su primera evaluación, el Departamento de Comercio anunció una expansión de apenitas 0.1 por ciento del PIB, el más bajo en los pasados dos años. Entre enero y marzo pasado las exportaciones estadunidenses cayeron en 6.0 por ciento, en contraste con el aumento de 9.5 por ciento durante el cuatro trimestre de 2013, mientras que las importaciones crecieron sólo en 0.7 por ciento en el mismo periodo.
La dependencia estadounidense agregó que las inversiones no residenciales cayeron 1.6 por ciento en el lapso enero-marzo de este año, a diferencia del aumento de 5.7 por ciento que éstas reportaron entre octubre y diciembre pasados.
¿Idiay, pues? Como dicen en mi terruño.
Ahora, las perspectivas son más sombrías. Ya estábamos casi al ras del piso de la gráfica. ¿Hasta dónde va a descender la curva? O sea, ¿la rece nos va a llevar a una nueva crisis económica?
Porque siempre pasa que, cuando los estadounidenses enferman de un catarrito, a los mexicanos les da pulmonía, o neumonía, como usted quiera. Y este padecimiento, si no se cura a tiempo, es mortal. Los estadounidenses aguantan el catarrito porque son la economía más poderosa del planeta. Pero, ¿los mexicanos?
fgomezmaza@analisisafondo.com
http://www.analisisafondo.com
@AFDiario
@ANALISISAFONDO

+++++

Mie 28-05-14
Francisco Gómez Maza
Análisis a Fondo: Ninguna luz al final del túnel
• Del porvenir, la única certidumbre: que hemos de morir
• Empleo, la variable crítica, no hay más secreto ni ciencia
Las perlas del discurso de don Luis Videgaray Caso. En el fondo campea el espíritu del anglo whishful thinking. O como dicen los gurúes de la literatura de autoayuda: todo saldrá bien, muy bien. Sólo hay que pensar que todo saldrá a pedir de boca. Un mantra, pues.
No estamos mal. La economía está creciendo. Vuela como el cocodrilo, como dice el jefe. Y lo que dice el jefe es la pura verdad. Y todo indica que el producto va a crecer más en la segunda mitad del año.
Pero, ¿el crecimiento de un consumo agregado, concentrado en los ralos conglomerados de la clase media alta, será razón suficiente, sine qua non, para afirmar lo afirmado? Increíble.
La mayorísima parte de la masa de consumidores apenas consume algo de lo que requiere para su subsistencia. La canasta básica está muy cara. Y no pueden consumir lo que consumen quienes tienen un buen poder de compra, que son los que medio le dicen a don Luis que en la segunda parte del año habrá un repunte.
Del futuro sólo se puede especular. Especular no cuesta nada, Se especula cuando no se dispone de información concreta, precisa. Como aquello de “piensa mal y acertarás”.
Del futuro, la uniquísima certidumbre que abriga el ser humano es que ha de morir. Pero… Pero de que va a crecer la economía, esto no lo puede asegurar nadie, ni siquiera el economista en jefe del FMI, o de la UE, o de la OCDE. Sólo queda especular: Hacer suposiciones y pensar sin tener una base real.
Asegura Videgaray que existen cuatro factores que permiten estimar la recuperación de la economía nacional en el segundo semestre del año, y el primero es que en Estados Unidos se espera un mejor crecimiento.
Pero no hay que olvidar, don Luis, que el Banco de México redujo el miércoles su pronóstico de crecimiento de la economía del país en 2014, de su horquilla inicial de entre el 3% y el 4%, a una actual de entre el 2.3% y el 3.3%, con el argumento de que esta reducción (se hace) por el “comportamiento del PIB en nuestro país durante los últimos meses y las expectativas sobre los determinantes del crecimiento, en particular las del crecimiento para Estados Unidos”. No está, pues, nada claro que la economía del gigante vaya a crecer como lo espera Videgaray.
Y algo que no tiene desperdicio: “el gobierno y el presidente hacen su parte, tomando costos, asumiendo desgaste, y gobernando para transformar al país”.
Ay, don Luis, ¿y no se ha puesto a pensar usted que quienes toda la vida han hecho su parte son los millones y millones de mexicanos muertos de hambre? ¿En que quienes toman costos y desgaste son los millones de empleados muy mal pagados, contratados por empresas fantasmas (outsoursing); los millones de damnificados económicamente y refugiados en los subterráneos de la economía (la economía informal), y hasta los millones de pequeños emprendedores que no ven la suya?
Ya llevamos dos años de un sexenio y no se ve una luz al final del túnel como producto de “gobernar para transformar al país.”
Luis Foncerrada, economista en jefe del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), habla con una claridad meridiana de este asunto, que tiene liados a gobierno, empresarios, analistas independientes:
Crecer al 2.7 o al 3.0 por ciento es casi irrelevante.
Después de haber crecido un punto porcentual en el 2013, la tasa promedio para los dos primeros años de esta administración será menor a 2 por ciento. Inferior al promedio de los últimos 32 años, desde 1982, cuando se redujo la inversión pública y se inició la destrucción del poder adquisitivo del salario.
Recordemos que el punto más alto del poder adquisitivo del salario fue en octubre de 1976, y para diciembre del año 2000 había tenido una reducción de 76 por ciento. Quien podía comprar 4 tortillas en 1976 sólo adquiriría una en el 2000. El mercado interno se redujo brutalmente y la pobreza y la criminalidad, sin duda, se exacerbaron.
Lo más grave es que las tasas de crecimiento para el resto del sexenio pueden ser igual de raquíticas, a menos que de verdad se instalen los elementos para crear empleo.
El empleo es la variable crítica, no hay más secreto ni más ciencia.
O crecemos por un mercado interno pujante o no crecemos.
Seguimos exportando importaciones y eso no aporta beneficios significativos a la economía; el incremento de nuestro contenido nacional en las exportaciones ha sido muy lento y lo seguirá siendo sin medidas más contundentes, fundamentalmente fiscales.
La inversión extranjera ayuda pero es insuficiente.
fgomezmaza@analisisafondo.com
http://www.analisisafondo.com
J

2 Responses

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: