PRIMER VIAJE EXTERIOR DE LÓPEZ PORTILLO. Salvador Flores LLamas

A c e n t o

Primer viaje exterior de López Portillo

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

El primer viaje al extranjero del presidente López Portillo fue a Bogotá, el 5 y 6 de agosto de 1976, invitado por el presidente colombiano Adolfo López Michelsen para reunirse con mandatarios latinoamericanos, de la llamada pandilla de Echeverría, su antecesor.

Con ellos estuvieron Ernesto Geisel, de Brasil; Michael Manley, de Jamaica; Demetrio Basilio Lakes, de Panamá, y Carlos Andrés Pérez, de Venezuela.

Previamente José Luis Becerra, jefe de Prensa de la Presidencia, avisó que no invitaría a la fuente, y los reporteros que enviaran los periódicos y noticieros se rascarían con sus uñas, porque no se les proporcionaría ningún apoyo.

La tarde del 4 de agosto llegamos 9 reporteros al hotel Tequendama, de Bogotá, y de inmediato hablamos con el embajador de México, el veterano periodista Federico Barrera Fuentes, le explicamos la situación y pedimos nos informara sobre las actividades de JLP. Prometió visitarnos en el hotel, donde nos entregó un boletín preparado por él.

Dijo que a la mañana siguiente pasaría con dos automóviles de la embajada para llevarnos al aeropuerto  a recibir al Presidente, y cumplió.

En contraste, a Rogelio Rodríguez, subjefe de Prensa de Los Pinos, y a Jorge Villa Alcalá, ex reportero de Excélsior, enviados por Becerra, los vimos hasta más tarde, cuando llegaron al hotel, cargados de fayuca.

Cuando les preguntamos de las actividades de JLP, respondieron que ellos nada tenían que ver con nosotros, y que no esperáramos un solo dato.

Por fortuna, encontramos a Ángel Álvaro Peña, flamante jefe de giras presidenciales (nombre de su cargo) de México, quien voló directamente de Madrid (a donde fue a preparar la visita que JLP haría a España en octubre). Dijo que había encargado a uno de sus auxiliares, Sergio Rosseti, viajara de México a Bogotá a preparar una sala de prensa en el mismo hotel para nosotros los enviados.

En efecto, la sala ya estaba lista, y desde ella enviamos nuestra información a México esa misma noche, basada en la información del embajador.

Al otro día, recibimos en el aeropuerto al Presidente; se trasladó al Palacio Nacional, en cuya Sala del Cristo, López Michelsen inauguró la junta, a la que no tuvimos acceso.

Pero pedimos a un ayudante del general Miguel Ángel Godínez, jefe del Estado Mayor Presidencial de México, le dijera que se asomara, por favor, como lo hizo, y le solicitamos hablara con JLP para que nos informara algo en un receso.

A las 13 Hs. entramos al recinto,  hablamos con el Presidente y antes que termináramos, se lanzaron sobre él reporteros y camarógrafos de Radio Caracol, cadena colombiana de radio y Tv, y lo arrinconaron contra la pared.

Rogelio Rodríguez y Jorge Villa, que sí tuvieron acceso oficial a la reunión, nada hicieron para defender al Presidente. Mas el general Godínez y José Ramón López Portillo (quien acompañó a su padre) lo rescataron y conminaron a los de Radio Caracol a ponerse a distancia de él, so pena de no hacerles ninguna declaración.

Los enviados reportamos todo en notas y columnas.

Al mediodía siguiente apareció en Bogotá Norma Meraz, ex reportera de 24 Horas, que trabajaba con Margarita López Portillo, hermana predilecta de JLP y directora de RTC, quien la envió a indagar la actitud de los empleados de Prensa de la Presidencia.

La junta terminó ese mediodía día con la lectura del comunicado conjunto, que estuvo a cargo de JLP.

Del Palacio Nacional los reporteros nos fuimos con él a la comida que le ofreció el embajador Barrera Fuentes, invitados  por éste.

JLP estaba de muy buen humor, dijo unos chascarrillos y comentó que se sintió muy distendido en su primera reunión con líderes de otros países.

Concluido el convivio, aceptó respondernos unas preguntas en la misma mesa donde comimos, que limpiaron de inmediato.

Inquirió si había allí alguien de Prensa de la Presidencia de México; Rogelio Rodríguez levantó la mano. Entonces JLP lo invitó a pasar a su lado a moderar la entrevista; pero el atolondrado no sabía qué hacer.

El propio Presidente le indicó anotara los nombres de quienes deseáramos preguntarle y que nos diera la palabra en ese orden.

Terminada la entrevista, volvieron los de Radio Caracol a tratar de lanzarlo contra la pared; pero lo impedimos dos reporteros que estábamos cerca y Ángel Álvaro. Los enviados de Becerra se cruzaron de brazos de nuevo.

Todo terminó en santa paz. JLP quiso despedirse, pero le dijimos que, si no tenía inconveniente, lo acompañaríamos al aeropuerto, a donde se dirigió enseguida para regresar a México, y accedió con gusto.

Ya allí, se despidió de mano de todos y dijo que estaba muy agradecido con quienes cubrimos su primera gira exterior y lo auxiliamos  de los embates (dijo jocosamente) de los muchachos de Radio Caracol, a quienes también tendió la mano y dio las gracias.

Al otro día, ya en México, leyó temprano los despachos que habíamos enviado a los diarios y noticieros y recibió la recomendación de su hermana Margarita de cesar a Becerra de Jefe de Prensa, tras ver el informe de su enviada a Bogotá.

 A las 10 a. m., recibió a Becerra, y le pidió la renuncia. Como éste intentara argumentarle, sólo le dijo: José Luis, preferiste quedarte en México a cuidar tus intereses, en vez de cumplir tu obligación de acompañarme. En esas condiciones no me sirves.

 

2 Responses

  1. […] PRIMER VIAJE EXTERIOR DE LÓPEZ PORTILLO. Salvador Flores LLamas. […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: