BUSCAN A CERVANTES Y PREMIAN A PONIATOWSKA. José Antonio Aspiros Villagómez

(Proporcionado por Salvador Flores LLamas)

Textos en libertad

Buscan a Cervantes y premian a Poniatowska

José Antonio Aspiros Villagómez

21 de abril de 2014

 

En memoria del maestro Emmanuel Carballo (1929-2014), importante crítico literario con quien tuve agradables charlas durante el paso de ambos por la agencia Notimex. QEPD.

 

Perteneció a una familia pobre y numerosa, fue desterrado, estuvo en la guerra y sufrió lesiones en un brazo, vivió en cautiverio, padeció la cárcel, tuvo problemas familiares, conoció el bajo mundo, le negaron permiso para viajar a América, no acumuló riquezas y ni siquiera se sabe dónde están sus restos, que comenzarán a buscarse a finales de este abril, pero es el escritor más importante en nuestro idioma y un prestigiado galardón lleva su nombre desde 1976: el Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes.

            Y aun cuando el gobierno español patrocina este reconocimiento a través de su Ministerio de Cultura, el ganador es elegido por un jurado compuesto generalmente por académicos, escritores, universidades, laureados anteriores y en ocasiones empresarios de medios y la Federación Latinoamericana de Periodistas.

Hasta ahora un solo país, España, se ha adjudicado más de la mitad de los premios otorgados (20 de 39) y los demás han sido para autores de sólo ocho de las naciones hispanohablantes de América.

En efecto, literatos de México, Argentina, Chile, Cuba, Colombia, Paraguay, Perú y Uruguay han recibido el ‘Cervantes’, y en mayor proporción han sido mexicanos: Octavio Paz (1981), Carlos Fuentes (1987), Sergio Pitol (2005), José Emilio Pacheco (2009) y Elena Poniatowska Amor (2013), a quien se lo darán el próximo miércoles 23 en el aniversario luctuoso del autor del Quijote y cuando se celebra también el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor.

Ya sabemos que esta novelista y periodista cuyas entrevistas periodísticas gustan al tecleador y a quien muchos llaman “la princesa roja”, no es simpática para todos: la critican por activista, porque ha salido sonriente en fotografías con personajes de la política y de la polémica como Luis Echeverría, Carlos Salinas y López Obrador, o porque tuvo que corregir ‘La Noche de Tlatelolco’ cuando Luis González de Alba reclamó pues estaban tergiversadas unas declaraciones suyas.

            Pero algo vieron en su producción literaria los miembros del jurado, como para otorgarle un reconocimiento que está considerado a la altura del Premio Nobel. Es “una de las voces más poderosas de la literatura en español en estos días”, dijeron, y “su obra destaca por su firme compromiso con la historia contemporánea. Es autora de obras emblemáticas que describen al siglo XX desde una proyección internacional e integradora”.

            Si durante los 17 años transcurridos entre Fuentes y Pitol, ningún otro mexicano ganó el ‘Cervantes’ y en cambio en la última década han sido tres quienes lo merecieron, es algo que puede tener diversas explicaciones pero ninguna de ellas relacionada con la falta de talentos aquí, porque sí los hay. Fernando del Paso, por ejemplo.

            Pero es el momento de festinar a Elena Poniatowska, quien además está cumpliendo 60 años en el periodismo -comenzó en Excélsior en 1954- y seguramente será reconocida por ello en agosto próximo cuando el Club Primera Plana y la FSTSE celebren el Día de la Unidad Periodística.

Por otra parte, será apenas la cuarta mujer y la primera mexicana que recibe este galardón, por cierto 26 días antes de que celebre sus 82 años de vida.

Aun cuando entregó con antelación el discurso que pronunciará el miércoles ante los reyes de España, ya dijo que le agregará algunas palabras dedicadas a su amigo recién fallecido, el periodista y novelista Gabriel García Márquez, de cuyo deceso ella se enteró cuando ya volaba a Madrid.

Cuando Mario Vargas Llosa le dio un puñetazo a García Márquez en 1976, Poniatowska fue quien le puso un filete crudo en el ojo golpeado para desinflamarlo, mientras que el fotógrafo Rodrigo Moya captó días después el rostro amoratado del escritor. Y el pasado 19 de noviembre, cuando se anunció que Poniatowska era la ganadora del ‘Cervantes’ 2013, el Nobel colombiano le llevó flores a su casa.

García Márquez, por cierto, nunca obtuvo el Premio Cervantes que en 2001 mereció su amigo y paisano Álvaro Mutis. Al parecer, hace dos décadas dijo que no quería recibirlo pese a ser gran candidato, y en el homenaje que recibió el lunes 21 en el Palacio de Bellas Artes, el presidente Enrique Peña Nieto dijo que, después del Nobel, el escritor ya no quiso más premios, para dejarlos a otros autores.

¿Qué hará Elena Poniatowska con los 125 mil euros (unos 2.25 millones de pesos) que otorga el ‘Cervantes’? Pues creará una fundación que lleve su nombre en algún inmueble que espera le done el Gobierno del Distrito Federal. Allí estarán su biblioteca y su archivo, además de que habrá talleres, conferencias y espacios para los investigadores y el pueblo en general.

            A ninguno de los premiados hasta ahora se le ha ocurrido financiar con parte de lo ganado la búsqueda de los restos de Cervantes, perdidos tras sucesivas reformas al templo y convento de las Trinitarias Descalzas de Madrid, donde fue sepultado en abril de 1616, 360 años antes de que fuera impuesto su nombre al importante premio literario.


José Antonio Aspiros Villagómez
Licenciado en Periodismo
 

 

2 Responses

  1. […] BUSCAN A CERVANTES Y PREMIAN A PONIATOWSKA. José Antonio Aspiros Villagómez. […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: