¿CAERÁ ROMERO DESCHAMPS?; URY GELLER Y ZABLUDOWSKY. Salvador Flores LLamas

A c e n t o

 

¿Caerá Romero Deschamps?

 

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

 

Es frecuente que corran versiones de que caerá tal o cual político o líder obrero rateros, y  el petrolero Romero Deschamps es de los más señalados por la corrupción que destila, el desprecio a sus compañeros de clase, las exacciones constantes a Pemex, su cínica desfachatez y de sus hijos para exhibirse como tales.

 

Como tantos de esa laya contrastan con los millones de mexicanos que se debaten en la pobreza y aun miseria, por falta de empleo y oportunidades porque la economía no avanza, pese a los constantes anuncios oficiales en contrario; la noticia de la caída de cualquiera de ellos causaría sensación y cierto alivio, así no sirva de nada para mejorar la postración generalizada, pero da regocijo al menos a los depauperados.

 

Por desgracia, políticos y líderes voraces están bien apalancados (valga la expresión) porque tienen protección superior por ser útiles al sistema, pues si se eliminara siquiera la mitad de ellos, se abrirían demasiados huecos, y hay la conseja de que un gobierno no puede abrir muchos frentes –que en este caso serían demasiados- por el peligro de perder el equilibrio.

 

Pero también porque sucedería lo que en la guerra contra las mafias: la  caída de un capo provoca reacomodos en ellas y desata la guerra para  llenar los huecos, fragmenta los grupos y se amplían las redes del crimen organizado.

 

Ni qué decir que ambos mundos tienen un leitmotiv recurrente, la ambición de dinero y poder.

 

Pues bien, es insistente la versión de que Romero Deschamps caerá, no para limpiar el sindicato petrolero, sino por exigencia de los partidos de oposición, sobre todo el PAN, que condicionó la aprobación de la reforma energética a que se borraran los 5 sitios que el STPRM tenía en el consejo directivo de Pemex, y lo logró.

 

Eso dependerá de que el presidente Peña Nieto dé su anuencia, y quizá se pacte que el líder corrupto conserve su asquerosa fortuna, para no anular el bienestar de su familia.

 

Esa familia de la que los retoños corruptos más visibles son su hijo José Carlos y su hija Paulina Romero Durán, que presumen con ostentación su buena vida, a costillas de la riqueza petrolera que siempre se ha dicho “es de todos los mexicanos”.

 

El junior, por caso, posee dos condominios en la torre de superlujo The Bath Club, en la zona más exclusiva de Miami, Florida, donde se codea con multimillonarios de la lista de Forbes, estrellas de la farándula y el deporte, presidentes de corporaciones multinacionales y miembros del jet set internacional.

 

Pagó por ellos 7 millones 550 mil dólares y según registra el Condado Miami-Dade, en 2012 pagó de predial por el condominio mayor (con superficie de 530 metros cuadrados) 92,863 dólares, y por el otro 32,268, que la mayoría de los mexicanos ya quisieran para toda su redengada vida.

 

El condominio The Bath Club cuenta con enormes terrazas, dos hectáreas de jardines privados, jacuzzi, piscina, cancha de tenis y gimnasio.

 

José Carlos y su esposa María Fernanda son socios de dos inmobiliarias, mediante las cuales negociaron la adquisición de sus “humildes casas”, donde ofrecen francachelas de órdago, y mucha gente los tiene por dueños de Pemex.

 

Ostentan además dos domicilios de sus empresas:la suite 900 del edificio de condominios ubicado en Brickell Av. 1200, en el distrito financiero de Miami, y la suite 300 de Brickell Av. 1000.

 

Romero Durán se desplaza por Miami en un automóvil Enzo Ferrari de 25 millones de pesos, que le regaló su papi.

 

La hija Paulina presumió en Facebook, sin recato alguno y con profusión de fotografías, el viaje a todo lujo que hizo alrededor del mundo, en mayo de 2012  con su mascota en una jet privado, sin reparar en viandas y vinos caros, como todo potentado.

 

En esto se dilapida “nuestro petróleo”, a costa de la desnutrición de 50 millones de mexicanos y la pobreza de 30 más.  

 

Mas no nos hagamos ilusiones, pues este sacrificio no se dará, porque perjudicaría demasiado al PRI, sobre todo después de la captura del ex gobernador interino y ex secretario de gobierno de Michoacán, Jesús Reyna  García, uno de los priístas más destacados de esa sacrificada entidad.

 

Y tampoco tras de que el líder priísta en el DF, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre fue acusado de delitos sexuales con las empleadas del partidazo, pues se exhibiría aún más su podredumbre, y eso no le conviene al PRI a un año de la elección de 2015, cuando el tricolor desea llevarse 9 gubernaturas y la mayoría en la Cámara de Diputados, para que Peña Nieto no vuelva a pedir frías a la oposición para aprobar sus proyectos de ley. 

 

Recordemos que los rumores, rumores son, por más que le agraden tanto  al pueblo y “el petróleo sea nuestro”. Romero Deschamps puede dormir tranquilo en su mansión y con sus millones, así sea más voraz y menos útil a los petroleros que La Quina,  pero -eso sí—muy sumiso al sistema.
++++++++++
 
A c e n t o
 
Ury Geller y Zabludowsky
 
SALVADOR  FLORES  LLAMAS
 
La comitiva del presidente López Portillo llegó a la capital panameña un día antes de que el presidente Carter entregara  el Canal al presidente Omar Torrijos, de Panamá.
 
López Portillo había sido invitado para hablar en el acto en nombre de los mandatarios de Latinoamérica.
 
La noche del día anterior, periódicos y noticieros de México destacaron el escándalo de que doña Carmen Romano de López Portillo sostenía un romance con el ilusionista inglés Uri Geller.
 
Esa mañana, durante el vuelo, JLP se reunió con su equipo de prensa, el canciller y su secretario particular para analizar qué hacer frente al escándalo, y concluyeron que se pidiera a los dueños de los medios de difusión de México que pararan la noticia: no la repitieran ni hicieran ya comentario alguno. ¡Que la mataran!
 
El Presidente encargó a Alberto Peniche que hablara por teléfono con cada uno de los dueños. Peniche era jefe de prensa de Gobernación (así se llamaban) y auxiliaba en las giras nacionales e internacionales a D. Fernando Garza, jefe de prensa de Los Pinos.
 
A eso de las 3 de la tarde, estaban unos reporteros en la sala de prensa, en el hotel donde se hospedaban en Panamá, afinando las máquinas de escribir para enviar el previo de la ceremonia del día siguiente; cuando entró Peniche, hecho un basilisco, y me conminó a dos de ellos a que lo acompañaran a tomar un trago en el bar, que estaba contiguo.
 
Los apresuró y ni les dejó terminar la faena con la máquina.
 
Le inquirieron por qué andaba tan acelerado; les dijo que en cuanto diera el primer trago, les contaría.
 
Narró el encargo del Presidente y que le había ido muy bien con los dueños, con sólo dos peros: Regino Díaz Redondo, director de Excélsior, y el Tigre Azcárraga.
 
Regino le salió con que eso era un atentado a la libertad de expresión; Peniche le rebatió amablemente y explicó que se trataba de una favor personal que le pedía el Presidente por tratarse de su vida privada.
 
Como el español persistiera en su negativa; Peniche cortó por lo sano y le advirtió que entonces el Presidente se sentía desligado de cumplirle el favor que él le había pedido, de ayudarlo a conservar la dirección del periódico, que le había arrebatado a Julio Scherer, y colgó el teléfono.
 
Más tardó en hacerlo que Regino en llamar para indicarle que ya había entendido bien el asunto y con mucho gusto haría el favor.
 
En cuanto a Azcárraga, no estaba en el DF ni en el país, andaba de vacaciones en su yate, no quería que lo molestaran y no había forma de hablarle (no había celulares).
 
Cavilaba Peniche sobre a quién dirigirse en Televisa, cuando recordó que en el grupo iba de invitado Jacobo Zabludowsky. Lo mandó buscar en el hotel y dio con él.
 
El judío respondió (soberbio) que si el Presidente pedía el favor, que se lo pidiera a él, no mediante intermediarios. Peniche le respondió que el Presidente estaba en un banquete que ofrecía Torrijos y le era imposible acceder a su deseo; pero que confiara en él, puesto que no era la primera vez que le trataba un asunto oficial.
 
Jacobo replicó que en tales condiciones no haría nada.  Peniche volvió a insistirle amablemente; pero como aquél se negó, entonces le advirtió que entonces él sería el responsable de que a la mañana siguiente la Torre de Comunicaciones de la SCOP frenara la transmisión de las señales de Televisa, y a ver qué le informaba a su patrón al respecto.
 
Dicho esto, Alberto se fue a la sala de prensa más enchilado que un habanero. Encontró a dos reporteros amigos suyos, y los invitó, casi conminó, a tomarse una… para disipar la muina que lo embargaba.
 
Los periodistas lo acompañaron al bar del hotel, que quedaba a unos pasos  de la sala de prensa, y tras escuchar su relato, empezaron a platicar chistes para distraerlo.
 
En eso entró Jacobo y le preguntó, muy humildito, si podía interrumpirlos.  Peniche lo manda al carajo, le dijo que no, porque estaba con sus amigos.
 
Jacobo insistió, le pidió mil perdones, y los amigos de Alberto tuvieron que intervenir para que lo atendiera.
 
Al acceder Peniche finalmente, Jacobo le presentó dos borradores de boletines, que pensaba que transmitiera Televisa; a lo que Alberto, de nuevo molesto, le dijo que si no había escuchado bien que el Presidente no quería que se dijera ya nada sobre el asunto, ni una coma. Que los boletines se los metiera por salva sea la parte, al cabo ya le había informado al Presidente sobre su negativa.
 
(Esto no era cierto) Jacobo se puso lívido, y casi se le hincaba y pedía que le informara a JLP que estaba “a sus órdenes para todo lo que ordenara”.
 
Alberto soltó la carcajada, agarró y rompió los boletines, le dio una palmada en el hombro a Jacobo y le dijo: “ya no te hagas pen…, échate una con nosotros”. 
 
Y ahí terminó el episodio, en santa paz, con dos que tres alcoholes entre pecho y espalda. 

 

2 Responses

  1. […] ¿CAERÁ ROMERO DESCHAMPS?; URY GELLER Y ZABLUDOWSKY. Salvador Flores LLamas. […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: