O Brasil na encruzilhada: prolongar a dependência ou completar a invenção?

Leonardo Boff

Observador atento aos processos de  transformação da economia mundial em contraponto com a brasileira, Celso Furtado, um dos nossos melhores nomes em economia política,  escreveu em seu livro Brasil: a construção interrompida: “Em meio milênio de história, partindo de uma constelação de feitorias, de populações indígenas desgarradas, de escravos transplantados de outro continente, de aventureiros europeus e asiáticos em busca de um destino melhor, chegamos a um povo de extraordinária polivalência cultural, um país sem paralelo pela vastidão territorial e homogeneidade linguística e religiosa. Mas nos falta a experiência de provas cruciais, como as que conheceram outros povos  cuja sobrevivência chegou a estar ameaçada. E nos falta também um verdadeiro conhecimento de nossas possibilidades e principalmente de nossas debilidades. Mas não ignoramos que o tempo histórico se acelera e que a contagem desse tempo se faz contra nós. Trata-se de saber se temos um futuro como nação que conta…

View original post 655 more words

Riding the Rails With The #AmtrakResidency

Live to Write - Write to Live

A train! A train!

A train! A train!

Could you, would you

on a train?

Green Eggs and Ham, by Dr. Seuss

With apologies to Dr. Seuss, would you write on a train? Could you write on a train? You could if you applied for an #AmtrakResidency. Amtrak is now offering the opportunity for creative professionals to enjoy a long train ride to focus on their work.

'Amtrak, Train' photo (c) 2013, Massachusetts Office of Travel & Tourism - license: http://creativecommons.org/licenses/by-nd/2.0/

It started with an off hand comment by Alexander Chee in an interview in a PEN Ten Interview. When asked where he likes to write, Chee said “I still like a train best for this kind of thing. I wish Amtrak had residencies for writers.” Writer Jessica Gross read that and loved the idea so much she took to Twitter and asked for what she wanted.

Behold the power of social media, @Amtrak was listening and created a test residency. Gross took…

View original post 708 more words

BATALLA TRIBAL EN EL PRD. Salvador Flores LLamas

A c e n t o

Batalla tribal en el PRD

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

El Consejo Nacional del PRD acordó que Jesús Zambrano siga en el liderato nacional hasta que se elija a su sucesor, sin que fijara aún el sistema y normas de la elección, en un partido marcado por el affaire de la Línea 12 del Metro y la captura del tesorero de los dos gobernadores perredistas que ha tenido Michoacán.

La tradicional lucha tribal en el sol azteca trajo por consecuencia posponer esos acuerdos para el próximo fin de semana, mientras se alzan como únicos prospectos para la jefatura Carlos Navarrete, el delfín de los Chuchos, y Cuauhtémoc Cárdenas, que quiere le pongan en bandeja de plata no sólo la presidencia sino al PRD entero.

Sacaba chisas la guerra entre tribus, pero los avezados Chuchos lograron la mejor parte: conservar el liderato (al que Zambrano decía ya no aspirar por elemental táctica), y si la mayoría de los grupos parecen hacerle ojitos al ingeniero es sólo también por conveniencia estratégica.

Es falso que Bejarano con su Izquierda Democrática Nacional apoye a Cuauhtémoc, si su patrón López Obrador lo traicionó y fue quien le arrebató el partido y de su cuenta lo hubiera confinado en el ostracismo político.

Es una simple finta pejista, a ver si René empuja a las demás tribus a dar la espalda a Los Chuchos, los únicos que enfrentaron al Peje, evitaron se apoderara del partido, controlan su nomenklatura y éste quiere arrebatarles una tajada de miembros para Morena.

Foro Nuevo Sol de Amalia García tampoco respalda en serio al Hijo del Tata, pues ella, como jefa nacional, aportó fondos y propició la corrida de Cuauhtémoc del PRD, en 2006, en otra clara traición.

Algo parecido puede puede decirse de las otras sectas., pues lo único a que aspiran es a que los Chuchos las tomen más en cuenta a la hora del reparto de candidaturas, pues saben que Cárdenas es muy tacaño en ello, porque reserva las seguras para los suyos.

(Cuauhtémoc miente al decir que nada tuvo que ver con Humberto Suárez, el detenido tesorero de su hijo Lazarito, cuando gobernó Michoacán, que siguió 4 años con Leonel Godoy y acaba de ser capturado por serias acusaciones de peculado y malos manejos.

(Cuauhtémoc, simplemente, le dictó el gabinete a su hijo y puso de secretario de obras públicas a su primo Alfonso Solórzano Fraga, que se esfumó por su contubernio con Carlos Almada, al descubrirse el de éste con el PRD en el DF, y dejó cuentas pendientes por 350 millones.

(Tampoco tiene la conciencia tranquila el cínico de Leonel Godoy, quien sale con que espera que la aprehensión de su ex tesorero sea por razones jurídicas, no políticas; si él sabe que ha escapado de responder de su rapiña a Michoacán por protección política que le brindan los Chuchos, mediante el Pacto por México).

Todo ello punzó en el subconsciente perredista en su Consejo Nacional, y sobre todo el escándalo de La Línea 12, en el que ahora Miguel Ángel Mancera intenta proteger a su antecesor y destapador, Ebrard para que burle a la justicia, porque no pudo eludir las garras de la política y se le esfumaron sus sueños políticos guajiros.

Marcelo sabe además que ahora pueden cobrarle muchas de las que debe, como el desafío a la Iglesia Católica con bravuconadas pro aborto y matrimonios gays, al enfrentarse al cardenal Sandoval Íñiguez, a quien soezmente dijo que le faltaban ovarios, cuando del hoy arzobispo emérito de Guadalajara se ve que los tiene en su lugar. 

En el editorial del órgano oficial “Desde la Fe”, la Arquidiócesis de México dijo que ”la Línea 12 del Metro se construyó sobre la mentira, el cinismo, la corrupción y el enriquecimiento desmedido, obra de oropel de mentes delirantes y de personalidades megalómanas”.

Consideró la Mitra Metropolitana que “el or­gu­llo del ex je­fe de Go­bier­no del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, depen­dió de una obra mo­ri­bun­da y en rui­nas ocul­tas”.

Además, ofendió y desafió mucho a la grey católica.

Mas Ebrard no necesita buscar enemigos enfrente. Mientras el Consejo Nacional ignoró en la práctica la Línea 12, el Chucho Mayor, Ortega la equiparó a un fraude de ligas mayores y exigió investigar igual la estafa millonaria del extesorero michoacano Humberto Suárez.

Todo hace prever que los Chuchos ubicarán a Navarrete en la jefatura nacional, pues dominan las tribus principales. Y como Carlos dijo que no le deja a Cuauhtémoc vía libre, éste tendrá que volverse a su casa, pues exige las perlas de la Virgen para salir de ella: el control absoluto del partido que lo sacó de juego.  

 

ANÁLISIS A FONDO. J. Francisco Gómez Maza. LA GIRA DE LA MUERTE

Dom 23-03-14
Francisco Gómez Maza
Análisis a Fondo:
La gira de la muerte
 
·         A 20 años del crimen más estúpido
 
·         Poco ha cambiado desde entonces
 
La de hace 20 años fue una gira muy extraña, cargada de malas vibras, sin entusiasmo, sin acarreados, gris como el clima, anodina. Ni parecía un acto priísta, de esos en los que se desbordaban las multitudes, las fuerzas vivas.
La gira en busca de votos por la costa noroeste de México – Ciudad de México, Sinaloa, Nayarit, Baja California – fue un viaje sin retorno. Lo único que le había demostrado a los periodistas, al equipo de campaña y a los cercanos es que Colosio como candidato a la presidencia de México no prendía. Y no era por él, sino porque los priístas estaban desconcertados; el presidente entrampado con un conflicto bélico esperado pero no prevenido en la selva y los altos de Chiapas y un tratado de libre comercio sólo a la medida de los estadounidenses.
El sonorense, rescatado de los cubículos de la Secretaría de Desarrollo Social, y cuya designación como candidato sorprendió a todo el mundo, viajaba a todos lados bajo la sombra incómoda del que no tenía remedio, Manuel Camacho Solís, el malhadado delfín del presidente.
Camacho Solís, sin embargo, tomó las cosas con calma y se refugió, con permiso del presidente, en Los Altos de Chiapas, para aplacar a los indios zapatistas y renombrarse como salvador de la patria, ya que nunca sería presidente.
El avión que transportaba a periodistas e invitados a la campaña del Noroeste volaba al ritmo de la ausencia de entusiasmo, en un ambiente de incertidumbre. Algo en el viento hablaba triste. Al escribidor se le llenaba la imaginación de pensamientos e imágenes negativas, tristes. No había ese consuetudinario parlotear entre los pasajeros, muchos periodistas. Casi todos iban en silencio, algunos dormitando, otros sorbiendo tragos amargos de cerveza, o fuertes de algún licor o aguardiente,
Una travesía que empezó muy temprano en el aeropuerto de ciudad de México y a cerca  de las  tarde, ya en Tijuana, la última etapa, sólo daba para escribir reportes intrascendentes, dando cuenta de un candidato fracasado. Ninguna euforia entre los simpatizantes, concentraciones de muy reducidas asistencias. Discursos y discursos consabidos. De esas piezas oratorias al estilo priísta, huecas, sin sentido, demagógicas. Que nadie oía y menos daban para una nota de primera plana. Ni pensar en las ocho columnas.
Colosio iba molesto. Muy molesto con su equipo de campaña. Parecía que la gira había sido preparada para hacerle ver que él era un candidato incómodo. Que fue escogido porque el Delfín, Camacho, algún pecado grave cometió, tan grave que le valió que su padre lo castigara con el ostracismo político. No sería el candidato, el sucesor, y por tanto acababa su vida política. Muerto para siempre en las filas del PRI y en el corazón de su padre protector, el presidente Carlos Salinas de Gortari.
Chiapas era su refugio. Su salvación ya no como político sino como ser humano. Hizo muy buena amistad con el jTatic Samuel Ruíz García, con el sub comandante insurgente Marcos, con las ONG que impulsaban el diálogo para devolverle la paz al país, pero de ahí no pasaría. Colosio era el hombre. Era el que continuaría la obra de Solidaridad, el programa insignia salinista.
Dicen que al presidente no le gustó nada el discurso pronunciado el 6 de marzo, el día en que Colosio inició prácticamente su actividad como candidato oficial del PRI. Pero no es cierta esa versión. Fue el del sonorense un discurso cargado de preocupaciones sociales, como todos los discursos priístas: Revolución y Justicia Social. En aquel entonces el neoliberalismo salinista no había permeado en los priístas tan fuerte como ahora. A muchos les dolía que los mexicanos estuvieran sedientos de justicia. Incluso al mismo Salinas de Gortari. Y Colosio se constituyó en el abanderado de los mexicanos agraviados por la injusticia. Había que rehacer el tejido que había roto Salinas de Gortari con su soberbia.
Pero Colosio tendría que crecer como candidato. Tendría que conjurar la sombra de Camacho Solís y brillar con luz propia. Muchos estaban seguros de que lo lograría. Claro que lo lograría. Detrás de su imagen tranquila, callada, reservada, se escondía un político norteño. Y de Magdalena de Kino, de donde han salido grandes luchadores sociales y políticos. La oposición no tenía candidatos fuertes. Pero todo cambió en segundos. Todo ese ambiente fúnebre, triste, mala vibra, del viaje desde la ciudad de México hasta Tijuana desembocó en la más horrible tragedia nunca vista desde los tiempos posrevolucionarios, cuando los políticos se mataban entre sí por quítame estas pajas.
Colosio Murrieta fue abatido en Lomas Taurinas, en un mitin un poco más entusiasta, lleno de acarreados, que los celebrados en Sinaloa y Nayarit. La historia la conocen muchos. El escribidor la vivió muy de cerca. Quién era el interesado en que Colosio no fuera presidente. Uno de izquierda, para nada. Uno de derecha, menos. Colosio no representaba ningún peligro para nadie. Sólo era una opción del presidente para que continuara su obra y le cuidara las espaldas. Pero el Sonorense estaba dispuesto a hacer hasta lo imposible para que se convirtiera en el candidato amado por todos.
Lo mataron. Ahí fue el fin de la historia. Todo cambio dentro del PRI. Nada cambio en la realidad de ese México sediento de justicia.
Por qué lo mataron. Hasta ahora no he encontrado respuesta para esta pregunta. Yo le conocí desde jovencito como funcionario de la Secretaría de Programación y Presupuesto. Prudente, silencioso, difícil de ser entrevistado, había que sacarle a cucharadas las palabras. Nunca lo imaginé presidente de la república. Aunque en este México nuestro todo es posible.
Pero lo hicieron héroe. Y el crimen – horrendo y estúpido – no está saldado con la condena de su asesino material. Algún día lo sabremos. Quizá cuando ya haya muerto el autor intelectual.
@AFDiario @analisisafondo