LA IZQUIERDA, PULVERIZADA. Salvador Flores LLamas

A c e n t o

La izquierda, pulverizada

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

Los jaloneos del Peje para arrebatar gente al PRD y reforzar Morena otra vez muestran el talante divisionista de López Obrador, por su ambición personal de tener un partido propio que lo lance a la Presidencia de la República por tercera ocasión y pueda usarlo como negocio particular.

Maravilla más que haya incautos o perversos que le hacen el juego a Andrés Manuel con tal de arrebatar el PRD a los Chuchos, sus actuales líderes, con  varias tribus que apoyan a Cuauhtémoc Cárdenas para que dirija de nuevo ese partido, pero más bien favorecen a Morena, o sea al Peje.

Una serie de nombres están en el ajo: Izquierda Democrática Nacional, de Bejarano-Padierna; Nueva Izquierda, de Los Chuchos; Patria Digna, de Carlos Sotelo; Cruzada Progresista, de Miguel Ángel Mancera; Movimiento Progresista, de Marcelo Ebrard; Alianza Democrática Nacional, de Héctor Bautista; Foro Nuevo Sol, de Amalia García, y el grupo de Miguel Barbosa, que se cree cabeza de uno, pero por no reconocérselo Los Chuchos, se les salió del huacal, aunque les debe el liderato de los senadores del PRD.

A Pablo Gómez, sin tribu, le reditúa irse por la libre, pues se une a quien le ofrezca el mejor cargo de elección, para usufructuarlo y continuar lo que considera su brillante trayectoria parlamentaria.

Más las tribus capitalinas que se acumulen, porque en el DF el PRD también es un mosaico de ambiciones y conveniencias.

Cuauhtémoc no es tan zoquete que no vea que el apoyo que le ofrecen esas corrientes son fintas de la mayoría que esperan que Los Chuchos les lleguen al precio, a cambio de su respaldo efectivo.

Así, el cacique perredista de Netzahualcóyotl, Héctor Bautista ya volvió a unírseles va de secretario general con Carlos Navarrete, el gallo chuchista para la jefatura nacional y pueden caer más, menos Ebrard, que lo haría sólo si él fuera llamado a presidir el partido.

Tampoco, claro, los Bejarano-Padierna, pejistas indudables, que sólo juegan a ver si debilitan a los Chuchos en favor de su patrón Andrés Manuel.

El destino de Marcelo ya está definido por los astros: dice apoyar al Hijo del Tata, a ver si le da un buen sitio, que no logrará, pues Cuauh. lo tiene bien medido y sólo se conformaría con la secretaría general, la coordinación de la próxima diputación federal y la candidatura presidencial de 2018, que  –para no ir muy lejos– se la reserva Cárdenas, para no quedar atrás del Peje, dividir a sus huestes y cobrarle, aunque sea en parte, el robo de su cuarta postulación a la grande en 2006.

Hay, pues, muchos tiradores izquierdistas a Los Pinos, y divididos tienen menos posibilidades de llegar, pero los egoísmos y pugnas son más fuertes.

Mancera, jefe de gobierno del DF, también alienta la esperanza de lanzarse en 2018 por una coalición de izquierda, pero si no se alía a Los Chuchos en favor de Navarrete, éstos le darán la espalda.

No bastó al Peje arrebatar el PRD al fundador y su padre político, ni dividir al partido cuando disputó su jefatura a Los Chuchos, que se quedaron con él al final, y hoy Andrés Manuel en revancha trata de quitarle miembros y otra vez demuestra que sólo cuenta su conveniencia, y no para en mientes para  hacer su sacra voluntad.

¿Qué haría como jefe de la nación? Se convertiría en dictador vitalicio, tipo su amigo y ex socio Hugo Chávez, el sucesor inmaduro Nicolás Maduro, y los demás dictadorzuelos de su órbita: Rafael Correa, de Ecuador, Daniel Ortega, de Nicaragua, y Evo Morales, de Bolivia, regidos por Fidel y Raúl Castro, de Cuba, sus guías y beneficiarios, a quienes deben caravanear y redituarles.

Enoja a los pejistas que se le acuse no sólo de dividir, sino de pulverizar la izquierda y, lo reconozcan o no, ahí está cavando la tumba de su ambición presidencial, porque los votos de Morena no le alcanzarán para acceder a Los Pinos y menos ahora que cada día lo sigue menos gente, pues hay más conciencia de sus desplantes y mentiras y mucho menos aceptará sus poses electoreras, como congraciarse con los empresarios y fingirse una blanca palomita.

Además, si pulveriza a la izquierda verdadera, con mayor razón perjudicará al PT (esa simulación de partido marxista-comunista, aliado y subsidiado por Corea del Norte) y a Movimiento Ciudadano, descarado negocio del ex priísta Dante Delgado.  

 

One Response

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: