PELEAN POR CONTROLAR AL PAN. Salvador Flores LLamas

A c e n t o

Pelean por controlar al PAN

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

Aunque puntea en las preferencias, la excandidata presidencial Josefina Vázquez Mota se retiró de la lucha por la presidencia nacional del PAN, por la “radicalización de los intereses” de  grupos que causan  la “segmentación del partido” y porque “privan crispación y arrebatos”.

La pelea dejará “muchos heridos” por el “alto grado de confrontación” y ella mejor de mantendrá neutral y después trabajará en reconstruir un partido, “donde todos quepan”, afirmó y llamó a votar libremente y con responsabilidad por el liderazgo que mejor represente “los altos valores y el rumbo que requieren tanto México como el PAN”.

Dejó vía libre a Gustavo Madero, Ernesto Cordero, Juan Manuel Oliva, José Luis Luege Tamargo y Mario Flores para que compitan por el liderazgo del partido, aunque sólo los dos primeros tienen posibilidad de lograrlo.

Así, dividido por la ambición de controlarlo para imponer candidatos en los comicios de 2015 y al presidencial en 2018, y sin preocuparse por reasumir sus principios democráticos y de servicio al bien común, el PAN elegirá el 18 de mayo a su jefe nacional.

Conmocionado por la pérdida del poder en 2012, la intromisión de prácticas antidemocráticas, clientelares y nepotistas y desmedidos anhelos de poder, más que por servir a México, como querían sus fundadores; ese partido se enfila a celebrar su 75 aniversario en septiembre, más escindido que unido, lo que le obstaculizará recuperar las posiciones políticas que ha perdido.

De 14 gobiernos estatales que tuvo le quedan 5 (Baja California, Baja California Sur, Guanajuato, Puebla y Sonora) y de 4 delegaciones del DF, sólo 1, con un Jorge Romero que ganó con artes antidemocráticas: inflar el padrón con arribistas y  comprar votos, y con una negociación política evitó que la candidata del PRD Leticia Varela lo impugnara, pero peligra perder la delegación por su gestión tan cuestionada.

Eso aparte de los miles de ayuntamientos y cientos de diputaciones locales y federales y senadurías que entregó sobre todo al PRI, que se dio el lujo de mandar en julio de 2012 a su candidata presidencial Vázquez Mota al tercer lugar, abajo de López Obrador por el sabotaje interno a su campaña.

Es de notar que el PAN gobernó 18 capitales de estados y sólo conserva 5.

Oliva negocia con Cordero coordinar su campaña y ser secretario general, y Madero asignó este cargo a Ricardo Anaya, quien dejará la presidencia de la Cámara de Diputados al calderonista José González Morfín, para jugar luego  para gobernador de Querétaro.

Algunos ex partidarios de Josefina empiezan a alinearse con Madero, como Germán Martínez, ex jefe nacional calderonista, que fue secretario de la Función Pública con su preceptor, quien luego lo hizo jefe nacional, y perdió 58 curules federales en 2009, por lo que salió del liderato y se distanció de Calderón.

Los ex gobernadores y panistas destacados como Ricardo García Cervantes, subprocurador de la República, y Fortunato Álvarez, consejero de Pemex, del grupo Panistas por México, que encabeza Ernesto Ruffo y estaba con Josefina, negocian su apoyo a Madero, si quita de líder de la diputación federal a Luis Alberto Villarreal, acusado de pedir moche a los alcaldes para conseguirles partidas presupuestales.

Imputación que –se sospecha- lanzaron los corderistas en el diario Reforma, no  ha sido comprobada, pero caló en muchos panistas y puede dar al traste con la aspiración de Villarreal de gobernar su estado, Guanajuato.

Al parecer Madero va en caballo de hacienda, por ocupar el cargo y por el desprestigio interno del expresidente Calderón, que con su delfín Cordero, se cree perfilará a su esposa Margarita Zavala a diputada federal en 2015 y a candidata presidencial en 2018.

Gustavo tiene la ventaja de aprovechar la estructura panista y sus giras por el país para su causa; por eso sus oponentes le exigen deje el cargo, sin que haya ningún artículo estatutario que lo ordene. Ernesto ya pidió licencia de senador para obligar a Madero a lo mismo, que se cree lo hará al volver de Wáshington hoy 28 de febrero, donde el Instituto Woodrow Wilson lo invitó a participar en el panel “México: cambios y desafíos”.  

Le favorece que impulsó profundos cambios legales y políticos con el Pacto por México, que el PAN buscaba hace tiempo para el país, pero los habían obstruccionado PRI y PRD, hoy sus aliados.

Eso implica apoyo soterrado de Peña Nieto para seguir teniéndolo de aliado para más asuntos, como buscar el control político electoral del DF, que el PRD posee desde 1997, donde PRI y PAN sólo tienen una delegación política cada uno y contadas curules federales y locales.

Por desgracia los panistas actuales distan mucho de sus antecesores que buscaban el poder por México y no por apetito personal; pero acceder a él les despertó poco a poco la ambición, según su líder histórico D. Luis H. Álvarez, y su primer gobernador Ernesto Ruffo Appel.

Es más, hoy el PAN tiene grandes alquimistas y funcionarios tramposos, como Jorge Manzanera y Fernando Larrazábal, éste fue jefe de construcción de la Biblioteca “José Vasconcelos”, que entregó con costosas fallas y cuentas pendientes y como alcalde de Monterrey apoyó a casineros y torpedeó la investigación del incendio del Casino Royal, con sus 21 víctimas.

Esos ejemplares apoyan la reelección de Madero, quien, de reelegirse, lo menos que deberá hacer es retirárselos porque lo desprestigian.  

 . sA

2 Responses

  1. […] PELEAN POR CONTROLAR AL PAN. Salvador Flores LLamas. […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: