NUESTROS DEMÓCRATAS. Salvador Flores LLamas

A c e n t o

Nuestros demócratas

SALVADOR  FLORRES  LLAMAS

López Obrador no desperdició la captura del “Chapo” para jalar candilejas,  salió con que es una cortina de humo del gobierno para que la gente olvide  la carestía, falta de empleo, corrupción y entrega de los bienes del país.

Si tanto le apura esto último, por qué no denunció, con otros izquierdistas, que eso busca la reforma estratégica. Pero no toca ese vals por su arreglo para que le den el registro de su negocio (perdón, partido) Morena. 

“No veo otra cosa”, sino circo; precisamente lo que él hace para mantener a los viejitos y los pobres como sus fans, pues les promete ayudarlos al llegar a Presidente. Sin aclarar que está en chino, porque le interesa más tener Morena de negocio permanente para seguir viviendo sin trabajar.

Para él detener al “Chapo” salió sobrando y sólo faltó  que lo defendiera, y sus enemigos dicen que quizá sea su cómplice, si no ¿de dónde saca para vivir como magnate con hijos tan gastalones, si desde diciembre de 2005, cuando dejó el gobierno del DF, no trabaja en nada?

Dios nos libre que fuera Presidente, pues afiliaría a México al club de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Ecuador, donde dictadorzuelos esclavizan a sus pueblos: en los primeros los someten con bayonetas, mientras los otros van hacia allá.

Ya los Bejaranos (René y Lola) entablaron relaciones con Maduro, el que habla con los pajaritos, que carece el carisma de Hugo Chávez y es más pedestre para someter a sus paisanos. A eso nos llevaría Andrés Manuel.

Nadie discute que Cuba padece dictadura (los Castros, como Maduro, su discípulo, culpan a los gringos). Daniel Ortega es presidente vitalicio de Nicaragua por medios nada democráticos.

Precisamente él y los sandinista derrocaron en los 70 al dictador Anastasio Somoza y se repartieron sus bienes y palacetes y de sus cortesanos y, claro, Ortega se quedó con lo mejor. 

Rafael Correa volvió a reelegirse presidente en Ecuador con artimañas similares. Cuando accedió al poder prometió democracia, ahora salió con que hará una apertura democrática, como tanto prometieron Chávez, los Castro, Maduro y Ortega.

Estos cuates están cortaditos con la misma tijera.

El ex espía de la KGB, Vladimir Putin, que se perpetúa en el poder en Rusia y quiere resucitar la URSS estalinista, donde se formó y  proyectó, apoya a Ucrania Víktor Yanukóvich, depuesto presidente de Ucrania, acusado de “asesinato masivo” de opositores a su gobierno.

Putin también respalda al dictador de Siria, Bashar Al Assad, quien en dos años y medio ha asesinado a miles por exigirle renunciar, con todo tipo de armas, incluso químicas, que debió suspender por presión internacional.

En México ni en sueños queremos vernos en esos espejos; sino esforzamos por depurar nuestra democracia, que demagogos la perviertan y negocien con ella.

Eso acostumbra Cuauhtémoc Cárdenas, que explota al máximo ser hijo del expropiador del petróleo y hoy quiere frenar la apertura petrolera para que no vengan inversiones ni los mexicanos nos beneficiemos de esa riqueza, cada vez menos apreciada en el  mundo.

Se dice que quizá Cuauhtémoc esté enojado porque el gobierno le quitó el centavo de dólar por barril de crudo exportado, que su padre dispuso dar a su descendencia. Exportamos cientos de miles, y hubo días en que llegaron a 300 mil, cuando íbamos a administrar la abundancia.

Cuauhtémoc también pregona defender a los pobres, mas no repartió ni un metro de tantos ranchos y casas que le heredó el expropiador de la tierra (dizque para los campesinos) y hoy quiere le entreguen el PRD, sin nadie que le dispute la presidencia y que pueda nombrar a todo el CEN y mayoría de los diputados.

Luego irá en cuarta vez tras la presidencia (¿qué sólo el Peje puede buscarla tanto?)

Ni Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno del DF, desperdició de la captura del “Chapo”: salió con que por el Escudo México la capital no padece capos del narco.

Como la protegió de la mafia que victimó a 21 chamacos del New Haven o a los del News Divine; delitos impunes, el primero en su gestión. Ni extraña pues él, como procurador, no resolvió el secuestro-asesinato de Fernando Martí; sino fue la PGR.

El Escudo México no protege al DF del auge del narcomenudeo ni extorsión que sufre. Lo dicen los lavadores callejeros de autos que, con permiso del GDF, deben dar 25 pesos diarios al policía que dice protegerlos y se hace pato al pasar la patrulla, que se los lleva a la delegación.

Cuántos renglones hay en que los polis se pasan de vivos y pasan su corta a los jefes.

One Response

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: