FALTAN LAS REFORMAS CLAVE. Salvador Flores LLamas

A c e n t o

Faltan las reformas clave

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

 Con la aprobación y promulgación de las 12 reformas estructurales en el sexenio de Peña Nieto, gracias al apoyo del PAN y PRD dentro del Pacto por México; muchos echaron las campanas a vuelo, anuncian que de aquí p’al real México será otro, con progreso económico y pobreza abatida como por arte de magia.

No puede desconocerse que fue un gran avance que el Congreso diera a luz esas reformas y terminara la ineficacia que padecía desde 1997, cuando el PRI perdió la mayoría de los diputados. Pero de eso a decir que  ya se resolverán los problemas de México, hay un buen trecho.

Aún faltan 84 leyes reglamentarias de las reformas hechas a la Constitución, cuyas iniciativas enviará el Ejecutivo al Congreso, para aterrizarlas; sin ellas quedarían inservibles, pues son las llaves para concretarlas en beneficio del país.

No será fácil y se llevará tiempo. Hay optimismo para lograrlo, pero falta negociar dentro de las cámaras legislativas y con los sectores interesados y los poderes de facto, como suele decirse. Ahí está el detalle.

Por vivir en una democracia, precisarán acuerdos entre partidos, sectores y gobierno para fecundizar las reformas; nada fácil, pero factible y ojalá se logre, aunque quizá haya períodos extraordinarios legislativos, pues parece que ahora sí trabajarán diputados y senadores.

En los acuerdos debe cuidarse no desfigurar o hacer inútiles las reformas por atender intereses de los actores, pues éstos querrán llevarse la parte del león, sin buscar el beneficio superior de todos los mexicanos.

Anhelo fácil de emitir, pero dificilísimo de alcanzar, y los legisladores deben esforzarse para ello, dejar al lado intereses propios y a los cabilderos que pululan entre ellos para defender los de quienes los alquilan y surten de buenos sobornos para repartir.

Ante tal realidad los funcionarios del gobierno deben cesar de anunciar que pronto bajará la pobreza, crecerá el empleo y viviremos en jauja, pues aun con leyes secundarias bien logradas, no podrán darse los cambios de la noche a la mañana.

Los resultados de las reformas tardarán hasta fines del sexenio, pero lo que bien se cimienta es más fecundo y duradero. Hay que abandonar, pues, los engaños, la propaganda política y la demagogia, de lo que el pueblo ya está hasta el copete.

Pian, pianito y el porvenir será más bonito.

Además el gobierno está obligado a no permitir que alborotadores y delincuentes echen a perder las reformas. Ya vimos que la CNTE logró, no rebajitas  de la reforma educativa, sino anularla en Oaxaca y en parte en estados como Michoacán y Guerrero, con peligro de que eso se extienda a más entidades.

Asimismo deberá dar seguridad a los inversionistas nacionales y foráneos, para que abran más industrias y creen empleos sobre todo con la reforma energética, la más controvertida y trascendente, que anulará prejuicios y tabúes supuestamente progresistas.

También es indispensable la acción del Poder Judicial: que la Suprema Corte y el Consejo de la Judicatura Federal indaguen y no encubran a jueces que se venden a las mafias y los criminales y que no queden tantos delitos impunes, porque los delincuentes les lleguen al precio a esos pésimos juzgadores.  

Queda mucho por hacer, y  si siguen los bloqueos carreteros, quemas de autos y camiones de mercancías, extorsiones a negocios, grandes y chicos, secuestros y asesinatos será difícil que vengan inversionistas o se les incitará a emigrar a otras latitudes donde tengan mayores garantías.

Precisa aumentar los esfuerzos al respecto y cambiar la desastrosa realidad que se vive en muchos puntos del país.

Los grandes esfuerzos hechos para las reformas están a la mitad, queda el reto de hacerlos fructificar. No merecen desperdiciarse, sino culminarlos. Para que México abata la miseria y pobreza de millones de compatriotas y los delincuentes no ganen la partida han de esforzarse más los del poder y el dinero.

Si deponemos egoísmos, podremos heredar a nuestros hijos un país mejor y más justo, que ellos harán más próspero emulando a los mexicanos de hoy.

 

One Response

  1. […] FALTAN LAS REFORMAS CLAVE. Salvador Flores LLamas. […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: