2015: PRUEBA PARA LA HEGEMONÍA DEL PRI. Salvador Flores LLamas

A c e n t o

2015: prueba para la hegemonía del PRI

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

En julio de 2015 cambiará el mapa político de la República, tras la elección de 9 gobernadores, 500 diputados federales, 623 locales, 65 del DF y 16 delegados y mil 88 alcaldes de 17 estados.

Sabrá el PRI si conserva hegemonía en 20 o más gubernaturas y mayoría de congresos estatales, presidencias municipales y si logra mayoría absoluta en la Cámara de Diputados, ante pleitos internos del PAN y la ahondada división de la izquierda, que puede quedar reducida a sólo dos partidos: un PRD, menguado por Morena del Peje, y fin de Movimiento Ciudadano y PT.

El año próximo serán elegidos los sucesores de Marcos Covarrubias (PAN) de Baja California Sur; Fernando Ortega Barnés (PRI) de Campeche; Mario Anguiano Molina (PRI) de Colima; Fausto Vallejo Figueroa, de Michoacán (PRI); Rodrigo Medina (PRI) de Nuevo León; José Eduardo Calzada (PRI) de Querétaro; Fernando Toranzo (PRI) de San Luis Potosí; Guillermo Padrés Elías (PAN) de Sonora, y Mariano González Zarur (PRI) de Tlaxcala. 

Guerrero será el primer estado en elegir mandatario, lo hará en 2014 para que asuma el poder el 31 el marzo de 2015, y ya saltaron como prospectos de la izquierda los senadores Armando Ríos Piter y Sofio Hernández (delfín del gobernador saliente Ángel Aguirre Rivero) y la secretaria de Desarrollo Social, Beatriz Mojica.

Aguirre gobierna por segunda vez su estado; en la primera de 1996 a 99 era priísta, sustituyó a Rubén Figueroa Alcocer, depuesto por la masacre de campesinos en Aguas Blancas; ahora llegó cobijado por el PRD y el entonces jefe de gobierno del DF, Marcelo Ebrard, porque el PRI no quiso postularlo.

Aún es fresco el recuerdo de diciembre pasado cuando este saltimbanqui político señalado por bon vivant e ineficaz, prefirió seguir sus festejos, a prevenir y mucho menos acudir en auxilio de los cientos de damnificados por el huracán “Manuel” en diciembre pasado, que se ensañó con el puerto de Acapulco, y fueron atendidos por el presidente Peña Nieto.

Tampoco canalizó Aguirre la ayuda de todo el mundo para las víctimas y la reconstrucción. Toneladas de despensas acaban de hallarse en las bodegas de Protección Civil, y el subsecretario Constantino González, acompañó a  Aguirre el 25 de enero, impune, cuando Miguel Ángel Mancera entregó  un cheque de 6 millones de parte de los trabajadores del gobierno del DF.

No es el único desgobernador que saldrá en 2015. El ex gobernador Horacio Sánchez Unzueta se empeñó en que el PRI postulara al potosino Fernando Toranzo, conocido por sus desaciertos, en 2009, tras ser secretario de Salud de Fernando Silva Nieto, del PRI, y del “panista” Marcelo de los Santos.

Desde el inicio de su gestión se dedicó a dar consultas gratuitas por el estado, sobre todo en la Huasteca, donde obtuvo la mayoría de votos para ser gobernador, frente un soberbio senador calderonista Alejandro Zapata Perogordo, quien antes de ser candidato se peleó con De los Santos, entre otros desaciertos.

Desde que llegó, Toranzo empezó a atacar sin piedad a Marcelo, de quien fue servil como súbdito: lo demandó por un crédito de 3,000 millones, que aprobó el Congreso al final del sexenio y le achacó haberlo dilapidado, pese a que el saliente pagó con él algunos pasivos y otra parte se la entregó.

Marcelo está inhabilitado para ocupar cargos públicos en 20 años y con una multa por 8,000 mil millones.

A su vez, los potosinos acusan a Toranzo de incompetente y que su esposa, la anestesióloga María Luisa Ramos toma las decisiones “desde el salón de belleza”.

El PRI, por su parte, encontrará que PAN y PRD, sus principales opositores, tendrán muy poco tiempo para elegir a casi 1,800 candidatos, pues en mayo y junio elegirán a sus nuevos jefes nacionales, en medio de serias escisiones

En vista de que el senador Ernesto Cordero, su candidato a desbancar al líder panista Madero, va en tercer lugar, tras éste y Josefina Vázquez Mota, el ex presidente Felipe Calderón no tardará en llegar al país para reforzar su campaña.

Se intensificarán las diatribas entre los bandos, y si Josefina decide lanzarse, podrá sacar la mejor parte sin mancharse el plumaje, y el exgobernador de  Guanajuato Juan Manuel Oliva, otro aspirante, se aliará con alguno de ellos, pues sólo busca ser secretario general, en espera de mejores tiempos. 

El PRD llega muy dividido a la elección del sucesor de Jesús Zambrano como presidente nacional, porque López Obrador pelea por quitarle adeptos para llevárselos a Morena; mientras Cuauhtémoc Cárdenas aún puja porque le regalen el liderato, y Ebrard no se resigna a perderlo.

El Peje no fue a la marcha contra la reforma energética, promovida por su papá político, porque prometió bajo cuerda al gobierno no hacer más olas a ese triunfo de Peña Nieto, a cambio del registro de su partido, y salió con que no recibió la invitación y anduvo en su natal Tabasco en campaña por Morena.

No olvidar que también los Chuchos simulan estar contra dicha reforma para tratar de conservar a muchos perredistas; pero también prometieron  al gobierno que volverán al Pacto por México, una vez que refrenden su liderazgo partidista, con Carlos Navarrete.      

 

One Response

  1. […] vía 2015: PRUEBA PARA LA HEGEMONÍA DEL PRI. Salvador Flores LLamas. […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: