¿APOYA EL PEJE A PEÑA NIETO?. Salvador Flores LLAMAS

Andrés Manuel López Obrador

Andrés Manuel López Obrador (Photo credit: @AlfaroGalan)

President Bill Clinton with Nelson Mandela, Ju...

President Bill Clinton with Nelson Mandela, July 4 1993. (Photo credit: Wikipedia)

Cropped picture of Alejandro Encinas, Mexican ...

Cropped picture of Alejandro Encinas, Mexican politician. (Photo credit: Wikipedia)

A c e n t o 

   ¿Apoya el Peje a Peña Nieto? 

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

 

Se dirá que la reforma energética se aprobó con la oposición de la izquierda que, en diversos tonos y matices, repitió y repitió: se privatizarán Pemex, la CFE y el subsuelo mexicano y es traición a la patria.

 

La reforma era inevitable, porque México no puede ni debe, por caprichos y sofismas patrioteros, seguir impidiendo aprovechar al máximo el petróleo en beneficio de todos los mexicanos.

 

Esto debe cuidarse y exigirse en la ley reglamentaria, para poner diques a la rapiña y corrupción, de las no son ajenos los líderes izquierdistas.

 

La oposición de izquierda no pasó del borlote habitual e ineficaz; sus tribus actuaron divididas como siempre, cada una por su lado: pejistas, PRD, CNTE y anarcos.

 

El cerco de López Obrador al Senado y Cámara de Diputados fue de utilería, con muy poca gente y viejitos o personas mayores en su mayoría, que ni sabían qué es la reforma y sólo acudieron para agradecer al Peje la ayuda  que les dio como jefe del gobierno del DF y que promete seguir dándoles al llegar a presidente con su partido Morena.

 

Desde luego hizo falta Amlo, quien no pudo ir por lo que todos sabemos, el infarto al miocardio; habría atraído más gente, aunque no tanta, porque sus últimos mítines han estado muy fallos, porque le falta el apoyo monetario y logístico de los gobernadores perredistas, con quienes no anda muy bien que digamos.

 

Eso sí algunos legisladores pejistas se pasaron de tueste con desplantes y aun agresiones: el diputado Antonio García Cornejo se desnudó en plena tribuna como protesta, y la diputada Karen Quiroga se trenzó con la priísta Landy Berzunza y ésta sacó la peor parte: la retina del ojo izquierdo dañada.

 

Andrés Manuel López Beltrán no pudo sustituir a su padre con su presencia en los cercos camerales, pues no tiene su arrastre y nunca segundas partes fueron buenas. Además estuvo poco y sin arengar para encender a los fans, como aquél.

 

No se dirá que el Peje fingió su enfermedad, como algunos afirmaron, pero su oposición a la controvertida reforma apenas si fue testimonial  y ni para cuando hubiera podido impedirla.

 

En el Senado Manuel Bartlett se vio más pejista que el pejista Alejandro Encinas: subió 11 veces a tribuna contra la reforma, por 7 del segundo. De los diputados lo más que se oyó fue el trillado sofisma de traición a la patria

 

El PRD dejó lanzarse a algunos de sus legisladores, aunque sin pasar la raya, en tomas de tribunas y bloqueo del salón de sesiones de San Lázaro, con vociferaciones y demás; pero todo bajo control.

 

Dato cultural: El senador perredista Adolfo Romero Lainas prefirió irse a Londres a un foro sobre tema energético (?) que debatir y rechazar aquí la reforma energética. Desde luego, con  cargo a nuestros impuestos.

 

Los Chuchos cumplieron el papel pactado con el gobierno: dar la impresión de oponerse al máximo, mas no en los hechos. Zambrano reiteró que el pacto está muerto, pero que el PRD está abierto a los acuerdos. ¿A quién engañan con su farsa?

 

Hasta al scrip fallaron y sembraron dudas de que así le hayan servido a su aliado presidencial.

 

Pero todo sirvió a Peña Nieto para avanzar en las reformas que prometió al país y le dan renombre en el extranjero: Bill Clinton, ex de la Casa Blanca, lo presumió como su amigo que transforma a México, entre los estadistas que asistieron al funeral de Nelson Mandela en Johannesburgo.

 

La prensa internacional elogió la aprobación de la energética: Times, de Londres, la calificó del avance mayor en 75 años. The Washington Post la

 

Calificó  la “victoria mayor” de Peña, pues “es nada más y nada menos que rehacer el rostro de México”.

 

Terminó el show izquierdista, que de cualquier manera debe tomarse como oposición, al parecer cada vez más débil, y de ninguna manera debe asustar a nadie, y menos a Peña Nieto.

 

Y menos si recordamos aquella sentencia de Reyes Heroles: lo que resiste, apoya.

 

Quizá no falten quienes digan que ya hace falta más resistencia, pero el pacto continúa dando resultados.

 

Finalmente, los senadores aprobaron la reforma con 95 votos a favor y 28 en contra, y los diputados con 356 y 134. Mayorías calificadas para las enmiendas constitucionales, que ya se turnan a los congresos locales.   

 

     

 

 

2 Responses

  1. […] vía ¿APOYA EL PEJE A PEÑA NIETO?. Salvador Flores LLAMAS. […]

  2. […] ¿APOYA EL PEJE A PEÑA NIETO?. Salvador Flores LLAMAS […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: