LE FALTA LÍDER MORAL AL PAN. Salvador Flores LLamas

Español: Calle Madero, Centro Histórico de la ...

Español: Calle Madero, Centro Histórico de la Ciudad de México (Photo credit: Wikipedia)

Madero & advisors, 1911  (LOC)

Madero & advisors, 1911 (LOC) (Photo credit: The Library of Congress)

A c e n t o

 

Le falta líder moral al PAN

 

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

 

Flaco servicio hizo Ernesto Cordero a su candidatura para jefe nacional del PAN al desintegrar, con sus partidarios, el quorum de la reunión del Consejo Nacional que aprobaría la convocatoria y reglamento de la elección del nuevo presidente, pues dieron pretexto a Madero para prolongar su mandato a abril o mayo, hasta que se efectúen los comicios.

 

Tiempo sin duda que Gustavo aprovechará para promover su reelección, en vez de que lo hubieran casi obligado a dejar el cargo antes de realizarse la elección, porque no hay ningún artículo de los estatutos que le impida continuar como jefe.

 

Así es que ese paso sería voluntario del todo por parte de Gustavo.

 

Cordero y los calderonistas ven en eso un asunto casi de vida o muerte, y hablan hasta de bloquear la sede del CEN para obligar a Madero a renunciar; lo que más bien parece un capricho estilo  Peje, que degrada al PAN y lo ubica con partidos que no respetan las normas ni los acuerdos que se aprueban en sus reuniones

 

Torpeza o inmadurez política, el error llevó a los corderistas a dar esa muestra de antidemocracia, en vez de desahogar los puntos del orden del día para que el proceso se iniciara cuanto antes.

 

Esto revela, además que le falta un líder moral al azul, no para que impusiera su voluntad y caprichos, como quería Cuauhtémoc en el PRD y actúa el Peje, si no que mediara entre los bandos enconados y evitara estos traspiés.

 

Ese conciliador pudo haber evitado la escisión entre los senadores y emplear su ascendiente para que los grupos no se den hasta con la cubeta y se caiga en mapacherías, corrupción y enfrentamientos casi insalvables, que no sólo desdibujan la imagen de honorable y  democrático que lo distinguía, sino lo desprestigia ante el país.

 

Por desgracia ningún expresidente de la República de los dos que prohijó el PAN entendió que ése era su papel clave: Fox por sus liviandades e intereses y Calderón por su intemperancia y afán de controlar del todo al partido.

 

D. Luis H. Álvarez, con todo y que se le reconoce como el patriarca, no lo asumió; tampoco el Jefe Diego, quizá para no chamuscarse y seguir siendo una gran figura panista, pero casi decorativa.

 

Está, pues, el partido de Gómez Morín huérfano de un líder y en una cueva de intereses y rapacidades, que deterioran el prestigio que le construyeron sus fundadores.

 

Como grupo humano es comprensible que haya desacuerdos en enfoques y maneras de actuar; pero no al grado de irreconciliables, lo que habla que han tomado al partido como arena para dirimir y defender conveniencias, quizá inconfesables.

 

Madero demuestra que va más a lo suyo que a manejar la batuta imparcialmente, por incapacidad, ambición o lo que sea; Cordero tiene que interpretar la partitura que le fija su jefe Calderón, y tal vez Josefina se decida a enarbolar el liderazgo, valida del prestigio que ganó como candidata presidencial con sus dotes femeninas.

 

De momento se une a Cordero y Juan Manuel Oliva, para intentar derrotar a Madero; pero se ve imposible una candidatura común entre ellos, pues ella no olvida –ni debe hacerlo- los daños que el delfín de Felipe le causó como precandidato presidencial y en su campaña electoral.

 

Además, el grupo Panistas por México, que la apoya, no se la permitirían.

 

A Oliva no se le ve posibilidad de triunfo, por eso se especula que se unirá a Josefina o Cordero, y se ha mostrado más cercano a éste.  

 

El líder que requiere Acción Nacional debe tener empaque para volver al partido al camino de la ética, la vocación democrática y el respeto a los principios que le dieron sus fundadores y lo hicieron escuela auténtica de luchadores cívicos, no de vividores que sólo buscan su interés e incurren en componendas y aun traiciones para capitalizar el poder.

 

¿Alguien volteó hacia Fox o Marta Sahagún?

 

 

 

 

One Response

  1. […] vía LE FALTA LÍDER MORAL AL PAN. Salvador Flores LLamas. […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: