TRIQUIÑUELA POLÍTICA DE ZAMBRANO.Salvador Flores LLamas

A c e n t o

 

Triquiñuela política de Zambrano

 

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

 

Retirar al PRD del Pacto por México fue un ardid de Zambrano, no es salida definitiva del acuerdo del que él y los Chuchos dicen ser progenitores; es táctica política y salida publicitaria.

 

Así Andrés Manuel no pudo acusarlo ayer de traicionar a la izquierda con su alianza con Peña Nieto y no perdió ese round con el Peje, quien pugna denodadamente por quitarle clientela al sol azteca para su nuevo partido.

 

De otra manera Amlo habría colmado de dicterios a los Chuchos en su mitin contra la reforma energética en el Zócalo, sacado mucha raja en favor suyo y hasta hubiera podido llevarse un gran contingente del PRD para Morena.

 

Si los perredistas aprobaron la reforma hacendaria con el PRI y sin el PAN, Jesús no tiene porqué quejarse de que ahora PRI y PAN vayan a sancionar la energética, pues alcanzarán la mayoría calificada de votos con los partiditos morralla.

 

¿O qué sólo los Chuchos pueden hacer lo que quieran con el pacto? Se sabía que PRI y PAN sacarían la reforma energética contra la que van con Amlo, y Ebrard se les emparejó, pues va a todas para promoverse, presidir el PRD y ser candidato presidencial el 2018, su sueño guajiro.

 

Pretextó Zambrano retirarse del pacto porque no se aprobará el Instituto Nacional Electoral en la reforma política, como acordaron. Pero miente, pues el PRD estaba acorde en no cambiar el IFE por el INE, para que Miguel Ángel Mancera, gobernante del DF, siga controlando su instituto, en lo que coincide con los gobernadores priístas.

 

Saben que no procede la consulta popular sobre la reforma petrolera que impulsan Cárdenas, Andrés Manuel, los Chuchos (para despistar), pues el artículo 35 constitucional reformado, que incluye la consulta, carece de ley reglamentaria y, sin  ella aquélla no obliga, aunque la izquierda consiga el millón 640 mil firmas supuestamente requeridas.

 

Como los pejistas no se chupan el dedo, Bejarano le cargó la mano al líder del PRD en una sesión del CEN y aparentemente lo orilló  lanzar el anuncio inopinado del retiro de ese mecanismo de negociación política, según  decía el scrip.

 

Y qué tal si los negociadores peñistas, que ya tienen muchos fierros en la lumbre –como dicen los clásicos– o pendientes, ceden a más exigencias suyas y el Chucho menor gana otros puntos que lo justifique más ante su gente, amén de más prebendas. 

 

Es claro que Jesús (el tragabalas, le decían en la Liga 23 de septiembre) no dijo  que el PRD renunciaba a seguir en el pacto; sólo habló de retirarse, y la noche del mismo jueves del anuncio, asistió a una reunión del Comité Rector del Pacto con el secretario de Gobernación y los líderes de PRI y PAN

 

Esto lleva a pensar que el gobierno sabía de la argucia de Zambrano y que el PRD no daría el tiro de gracia a esa joya preciada de Peña Nieto, y sólo haría una graciosa huida.

 

¿Cómo van a quedar los Chuchos fuera de las grandes decisiones políticas en este país, si éste fue su argumento decisivo para integrarse al pacto?

 

Es falso, pues que el PRD dinamitó dicho acuerdo, como cabeceó un diario, y que los Chuchos perderán los beneficios económicos que les reditúa.

 

Si renunciaban en definitiva al pacto le harían el flaco favor a Mancera de olvidarse de la reforma política del DF, comprometida en él por los partidos importantes, y quizá éste sea otro objetivo de Bejarano, pues ni él ni su jefe Amlo tragan al jefe de gobierno, por no plegarse a sus órdenes y llevar muy buena relación con el presidente Peña Nieto.

 

De otro lado, hay quienes creen que el multicitado convenio ha servido hasta para evitar el ataque enérgico que merece la CNTE por sus crímenes, por no dar clases a millones de niños, paralizar ciudades y estados y aún recibir millonadas en premio.

 

Sin olvidar que tras la CNTE está la guerrilla del EPR con serias implicaciones con el crimen organizado, que aherroja estados como Michoacán, Morelos, Oaxaca y Guerrero y se extiende a otros como Quintana Roo, donde guía su depredación Erangelio Mendoza, ex líder de la sección 29 y del EPR.

 

¿Alguien podrá negar que todos esos agitadores están en el grupo del Peje para desestabilizar el país y poner en peligro el gobierno de Peña Nieto?

 

Incógnita que por lo menos merece ser investigada a conciencia por el Cisén y todo el aparato de inteligencia del gobierno federal, dada su gravedad.

 

A ver quién se traga esta triquiñuela de los Chuchos, a los que veremos  de nuevo y pronto en las rondas del pacto.   

 

 

 

Advertisements

ANÁLISIS A FONDO. J. Francisco Gómez Maza. ESTE NO ES NINGÚN CAMINO

Español: Torre Pemex en la Ciudad de México, M...

Español: Torre Pemex en la Ciudad de México, México. (Photo credit: Wikipedia)

English: Bicycles traveling on Paseo de la Ref...

English: Bicycles traveling on Paseo de la Reforma in Mexico City. On Sundays the center lanes of this broad avenue are closed to vehicular traffic (Photo credit: Wikipedia)

Dom 01-11-13

Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo: Éste no es ningún camino*

·         Reformas, ¿y luego? 

·         Partidos, partidos…

Acuérdate que nos dijeron que Tonaya estaba detrás del monte. Y desde qué horas que hemos dejado el monte… no veo rastro de nada… Me estoy cansando…**

Hemos andado mucho y no se ve el horizonte en esta Rusticatio Mexicana. Promesas, promesas, promesas de los cabecillas políticos, de los gobernantes. Promesas… y puras vergüenzas. Lo único de que puede presumirse es de la llamada estabilidad macroeconómica y del impresionante, espléndido, lujurioso, estado de bienestar de las clases dominantes. Los trabajadores, unos más, menos la mayoría, caminan por la calle de la amargura.

La gente está cansada. Tiene sed y hambre, sed y hambre que no puede calmar las dádivas, las limosnas. Ni cruzadas medievales podrán lograr que unos 70 millones de personas dejen de tener hambre, dejen de vestirse con ropa de pacotilla, de engordar con aguas azucaradas y porquerías de las calles der las ciudades. Muy pocos pueden arrimarse a un comedor público, a una clínica de esas llamadas populares.

Mientras tanto, los barones de la partidocracia rinden, a diario, pleitesía al populismo y la demagogia, más preocupados en defender su chamba y se pasan la vida hablando de que acabarán con la pobreza en tanto ellos se enriquecen y pasan las horas en suculentas tertulias en los más lujuriosos centros de la glotonería.

Los funcionarios del PRI viven del triunfalismo que les inoculó su retorno a la Presidencia de la República y, obviamente, arropan incondicionalmente todas las iniciativas del gobierno. No podía ser de otra manera. Un primer año reformista, bajo el manto protector del Pacto por México.

Pero aún nadie conoce qué rumbo tomará esta marcha. El presidente Peña Nieto asegura que está sentando las bases estructurales para catapultar la economía al desarrollo pleno, hacia una sociedad en la que todo el mundo goce de igualdad de oportunidades, en donde todos tengan dinero en la cartera.

Quedan pendientes la reforma político electoral y la madre de todas las reformas estructurales: la reforma energética, que modernizaría, al estilo del mercado, a la empresa de México, Pemex, y a la empresa de clase mundial, la CFE, reforma en la que el presidente ha apostado su resto.

Tienen que ser aprobadas las dos – la política quizá antes del día 15; la energética, esperará al año venidero que  ya está a la vuelta de un mes – por el bien de los mexicanos. Y lo será gracias al voto de la mayoría. PRI y PAN hacen la mayoría. No faltaba más. Pemex necesita de los dólares de los inversionistas del extranjero. Y ya no estamos para nacionalismos cursis. Ya la revolución desapareció de la propaganda. El medio para conseguir el desarrollo económico es el mercado, como en China comunista.

Los berrinches del PRD no son de cuidado. Que Los Chuchos, en esa su estrategia tramposa de siempre, digan que se retiran de la mesa del pacto no tiene la menor importancia. Su voto en el poder legislativo no parará las dos iniciativas. que están más que cocinadas en las comisiones legislativas.

Es posible que la decisión de la dirigencia de Los Chuchos, de levantarse de la mesa del consejo rector del pacto, sólo sea una estratagema al interior del partido para seguir usufructuando la presidencia y todos los puestos del Comité Ejecutivo Nacional, ante la eventual amenaza de Cuauhtémoc Cárdenas, quien haría una limpia de raíz en el partido y los actuales detentadores del poder se irían a su casa.

Es posible que por ello los dirigentes perredistas simulen estar envalentonados. Ahora el presidente perredista, Jesús Zambrano, dice que la bancada de su partido en el Senado evaluará la respuesta que tenga su retiro de la mesa de negociaciones de la reforma política, para tomar la decisión de participar o no en la reunión de comisiones. en la que el lunes se votará el dictamen del paquete de cambios.

Pero en Los Pinos y en el PRI nadie suda ni se acongoja. Habrá reforma política y el año próximo quedarán abiertas las puertas de Pemex y de la CFE a las inversiones extranjeras. Ya puede desgañitarse López Obrador por todo Paseo de la Reforma y pegar de gritos en la plancha de la Plaza de la Constitución.

Pero ya cruzamos el monte y aún no se ve Tonaya. No se oye ladrar a los perros,

*No oyes ladrar los perros – El llano en llamas

fgomezmaza@analisisafondo.com

www.analisisafondo.com