CUAUHTÉMOC QUERIA TODO. Salvador Flores LLamas

El Lic. Andrés Manuel López Obrador en confere...

El Lic. Andrés Manuel López Obrador en conferencia diaria celebrada en el Palacio del Ayuntamiento del Distrito Federal. (Photo credit: Wikipedia)

El Ing. Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano en el co...

El Ing. Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano en el congreso perredista. (Photo credit: Wikipedia)

Cropped picture of Alejandro Encinas, Mexican ...

Cropped picture of Alejandro Encinas, Mexican politician. (Photo credit: Wikipedia)

A c e n t o


Cuauhtémoc quería todo
SALVADOR  FLORES  LLAMAS


Cuauhtémoc Cárdenas quería que el congreso perredista le diera todo el poder en el partido, y no hubo de piña para la niña.


Deseaba ganar la presidencia nacional por aclamación, que le cedieran todas las carteras del CEN y dos diputaciones plurinominales por cada una de las 5 circunscripciones.


Quiso mandar solo, que nomás tronaran los chicharrones del caudillo y mandar a volar la democracia. Así el Frente Democrático Nacional que lo sacó del PRI y lanzó tras la Presidencia de la República la primera vez, sería mero recuerdo.


Se le pasó la mano y casi dejó de ser el líder moral, para regocijo de López Obrador, a quien llaman autoritario y nadita le agrada que su ex jefe lidere el partido más grande de la izquierda.


Porque Morena no alcanzará a igualarlo en membresía.


Creyó el Hijo del Tata que su sola presencia bastaría para frenar el reparto de cuotas, moneda de cambio del PRD que los Chuchos, la tribu más fuerte, manejan magistralmente y por eso son dueños de la estructura perredista.


Que lo digan Héctor Bautista y Carlos Sotelo, que quisieron independizarse, y -todo indica- están a punto de volver al redil a cambio de diputaciones federales en 2015. Al tiempo.


Bautista, con su Alternativa Democrática Nacional, vio frustrada su alianza con René Bejarano, quien comprobó el desplome de los bonos del cacique de Netzahualcóyotl y desistió de unírsele para enfrentar a los Chuchos.


Sotelo, a quien ellos hicieron senador el 2006, entendió que su Movimiento Patria Digna distaba mucho de ayudarle a ganar el liderato nacional y mejor buscó aliarse con los amos del sol azteca.


Alejandro Encinas quiso hacerle al inteligente aliándose con Ebrard, y no les alcanzó para sorprender a las tribus, que ven el fierro del Peje bien hincado en Encinas y saben que sólo se tira al ruedo para obedecerlo.


Ebrard sueña con tener aún posibilidades para controlar el partido y brincar de ahí a candidato presidencial el 2018; pero su soberbia se niega a admitir que “los sueños, sueños son”, como diría Calderón de la Barca.


Marcelo ni siquiera ganó la aprobación de que si Peña Nieto logra su reforma energética, el PRD abandone el pacto. Eso jamás lo aceptarán los Chuchos, que se sienten papás de ese acuerdo y son muy duchos para sacarle raja y le dieron vuelta al anhelo ebrardiano.


Menos iba a lograr Marcelo ser elegido presidente del PRD mediante una encuesta; propuesta que ni su Movimiento Progresista apoyó y Agustín Guerrero mejor la retiró sigilosamente.


Ebrard también quería todo, pero fue por lana y salió trasquilado.     


Bejarano hizo un movimiento táctico que puede cuajarle: aliarse con los Chuchos, Pero muchos dicen puede pasarle lo mismo que a Encinas, y que, “aunque la mona se vista de seda, mona se queda” por ser gente de Amlo.


Estos y otros juegos subterráneos ocurrieron en el congreso perredista de Oaxtepec, que abrió la reelección no inmediata para los exjefes nacionales, y Cárdenas mejor la desairó, porque no estuvo a la altura de su ambición, y ganaron los Chuchos.


En resumen, se salieron con la suya: siguen de amos del PRD y se preparan para impedir que el Peje les robe mucha clientela y convierta a Morena en el mayor partido izquierdista.


Mientras, la nomenklatura perredista tiene de líderes a los Chuchos: Ortega y Zambrano, a Leonel Godoy (cuestionadísimo ex gobernador tarasco, y por eso lo cobijan) Guadalupe Acosta Naranjo (4 ex presidentes del partido) y Carlos Navarrete, que se perfila nuevo líder en turno.


Total, el congreso perredista fue neto gattopardismo: despertó y recibió muchas expectativas y propuestas, pero todo siguió igual.


Si Cuauhtémoc no se hubiera avorazado…. Y los Chuchos siguen de grupo hegemónico perredista.


Posdata.-La encuesta sobre si debe aumentarse la tarifa del Metro de $2.oo a 5 es pura demagogia. Cómo aceptar el alza, si a nadie le gusta pagar más. En vez de tomar el pelo, Joel Ortega, director del SCT, debería sacar a los vagoneros que tanto molestan a los usuarios. Lo ha anunciado varias veces y nada ha hecho, porque los controlan las tribus perredistas, y él prefiere la grilla a cumplir su responsabilidad.


2 Responses

  1. […] vía CUAUHTÉMOC QUERIA TODO. Salvador Flores LLamas. […]

  2. […] CUAUHTÉMOC QUERIA TODO. Salvador Flores LLamas […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: