EL PACTO EN LA CUERDA FLOJA. Salvador Flores LLamas

English: This image is a logo of the organizat...

English: This image is a logo of the organization that is the subject of this article. (Photo credit: Wikipedia)

English: PAN official logo

English: PAN official logo (Photo credit: Wikipedia)

English: An acronym design for the PRI Español...

English: An acronym design for the PRI Español: Diseño acrónomo del PRI (Photo credit: Wikipedia)

Español: Edificio del Banco de México, centro ...

Español: Edificio del Banco de México, centro histórico. (Photo credit: Wikipedia)

A c e n t o

 

El Pacto en la cuerda floja

 

SALVADOR  FLORES LLAMAS

 

José Miguel Inzulza, secretario general de la OEA, puso al Pacto por México de ejemplo a seguir por las democracias latinoamericanas para que den resultados positivos, lo que viene a ser un espaldarazo a esa estrategia que el presidente Peña Nieto muestra, dentro y fuera del país, como su máximo logro político.

 

Como instrumento operativo, el Pacto ha tenido tropiezos y aciertos. Hoy mismo enfrenta una intensa controversia sobre las reformas energética y hacendaria: a la primera se opone con denuedo el PRD para no perder terreno entre la izquierda; mientras el PAN rechaza la segunda en defensa de la clase media y de los mexicanos de la frontera.

 

Al parecer, se superarán esos obstáculos, pues el gobierno espera contar con el PAN para aprobar la energética, de la mano del PRI y su satélite el PVEM, y con el PRD para hacerlo con la hacendaria, cediendo a exigencias de dichos partidos, pues Peña no puede ser rígido en sus iniciativas, sino entrar al estira y afloja democrático.

 

PAN y PRD exigen aprobar antes su propuesta reforma político-electoral, para menguar la influencia de los gobiernos estatales, en mayoría del PRI, en los comicios, cuyos resultados los inclinan a su favor.

 

Ahí el gobierno cederá en puntos importantes, como sustituir al IFE con el Instituto Nacional Electoral; pero no en la segunda vuelta de la elección presidencial, pues siente que con ella perdería el poder en 2018.

 

Hay quienes ven en estos escarceos que el Pacto está en la cuerda floja, y más porque Peña Nieto ha recibido guiños de fracciones de la izquierda y la derecha, que se sienten desplazadas del Pacto, para que las apoye a cambio de su respaldo a este instrumento político que, quiérase o no, llama la atención allende las fronteras.

 

López Obrador en su doble lenguaje, reconoció a Peña como “presidente de los mexicanos” al solicitarle consulta nacional sobre la reforma energética, aunque luego lo llamó “traidor a la patria”, como hizo con Calderón, pues a ninguno perdona le hayan truncado su sueño de llegar a presidente.

 

La neta -dirá el vulgo- lo que hizo el Peje es pedir a Peña le tire un lazo para salir del atolladero en que está por problemas para obtener las firmas necesarias para registrar su partido Morena, tras sus fracasos en Hidalgo y Zacatecas más los que se acumulen y él prevé, pese a pregonar que tiene 3 millones de adeptos en el país, que no aparecen en el horizonte.

 

En paralelo ha actuado la línea calderonista del PAN, liderada por Ernesto Cordero, para que Peña la reconozca de interlocutora en el Pacto y sea ella con la que negocie.

 

A eso añadamos que ambos partidos opositores, PAN-PRD, pilares del Pacto, están en vísperas de renovar a sus jefes nacionales y los actuales fueron quienes lo suscribieron y sostienen.

 

Los dos bandos llaman a Gustavo Madero y a Jesús Zambrano entreguistas al gobierno; cuando lo que sus líderes quisieran es sustituir a éstos en bien de sus intereses personales o de grupo.

 

Todo indica que Peña Nieto aguantará vara, como dicen los chavos, y será fiel a la alianza con sus aliados actuales, pues tampoco va a aventurarse con aquéllos, cuya ambición es patente y pueden fallarle a la hora de la verdad. “Más vale malo conocido, que bueno por conocer”, reza un sabio refrán.

 

Además, el horno no está para bollos: la economía va para abajo, se habla de recesión y el Banco de México ha estado discutiendo sobre una posible estanflación; mientras EU (nuestro principal cliente y proveedor de remesas en dólares) está ante una parálisis económica severa, que más nos vale no llegue.

 

Entre tanto, la gobernabilidad está muy dañada por la prolongada incursión de la CNTE en la capital, su agitación en gran parte del país y que aún no se retira del DF, convertido en lugar de los éxitos de las mafias de todos tipos y sabores. ¿Y las autoridades? Bien, gracias.

 

Que Dios nos agarre confesados. 

 

 

One Response

  1. […] vía EL PACTO EN LA CUERDA FLOJA. Salvador Flores LLamas. […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: